Se reduce la brecha educativa

Proporcionalmente, el año pasado más pobres que ricos asistieron a la educación superior que en el 2002, según lo revelan cifras del Gobierno.

POR:
noviembre 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-26

Los colombianos más pobres nunca la han tenido fácil para entrar a los centros de educación superior (técnica, tecnológica y universitaria). La brecha que los separa de aquellos con mayores ingresos siempre ha sido amplia.

Sin embargo, esa brecha ha registrado un pequeño avance en los últimos años, aunque se supone que hubo un retroceso a partir de la crisis de 1999, cuando la economía cayó 4,9 por ciento y los miembros de miles de familias tuvieron que abandonar sus estudios por falta de recursos.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), en el 2002 apenas el 10 por ciento de los colombianos más pobres con edades entre 18 y 24 años asistían a un centro de educación superior, mientras que del 10 por ciento más rico asistía el 38,9 por ciento. En otras palabras, por cada 15 estudiantes de mayores ingresos solo estudiaba 1 de los más pobres.

Esa relación presentó una leve mejoría cuatro años después: por cada 9 personas del 10 por ciento más rico que asistió a un establecimiento de educación superior, acudió una de las de menores ingresos. En el 2006, estudió el 4,7 por ciento de los más pobres entre los pobres frente a 41,8 por ciento de los más pudientes.

En el Documento 3496, del lunes de la semana pasada, el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) señala que a pesar de que se ha avanzado en la asistencia, aún subsisten bajas tasas para los deciles de más bajos ingresos.

Por ello, el Conpes dio luz verde a la Nación para que avale al Icetex en un crédito por 500 millones de dólares con la banca multilateral, que se destinarán, principalmente, a financiar la educación superior de jóvenes de los niveles 1 y 2 del Sisbén, los cuales gozarán de algunos subsidios.

Curiosamente, en todos los deciles de ingresos se registraron incrementos en la educación superior, salvo en el grupo que está en la mitad (el decil 5), que retrocedió de 12,7 a 12,3 por ciento entre el 2002 y el 2006.

    * RICOS NO ESTUDIAN POR DECISIÓN VOLUNTARIA

No deja de sorprender el hecho de que en el 2006 menos de la mitad de los estudiantes de 18 a 24 años del 10 por ciento más rico del país asistiera a un centro técnico, tecnológico o universitario, pues ellos no tienen el problema de la falta de ingresos que caracteriza a los más pobres.

No obstante, hay que señalar que la no asistencia a estudiar de los habitantes más ricos es una decisión voluntaria y no impuesta por las circunstancias económicas, como sí ocurre con los más pobres. Igual puede decirse de los deciles 8 y 9, e incluso el 7 

Siga bajando para encontrar más contenido