Reducir en un 50% sus emisiones de CO2: meta del grupo de 8 países más ricos del planeta

El objetivo se planteó de aquí al año 2050, para así ayudar a combatir el problema del calentamiento global.

POR:
julio 08 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-08

Esta es la primera vez que los líderes del G8 acuerdan una meta colectiva de esta naturaleza, y el hecho de que Estados Unidos haga parte de este compromiso es doblemente significativo: primero, porque hasta ahora el gobierno de Washington se había negado sistemáticamente a adoptar cualquier compromiso que no incluyera a China, India y a otras potencias emergentes; y segundo, porque la primera potencia del mundo es la que más gases causantes del 'efecto invernadero' envía a la atmósfera del planeta.

Los líderes del G-8 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Rusia) subrayaron ayer que este desafío global sólo puede ser enfrentado con una respuesta global, y pidieron "la contribución de todas las economías principales": un claro mensaje a naciones emergentes que, como China y la India, son grandes emisores de CO2.

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, se declaró "feliz" con la noticia y destacó que el compromiso "mantiene al mundo en camino para lograr un acuerdo mundial en el 2009", en referencia a la conferencia de la ONU sobre clima que tendrá lugar el año próximo en Copenhague, para decidir qué seguimiento dar al estancado Protocolo de Kioto.

Sin embargo, el máximo responsable de la ONU para el calentamiento climático, Yvo de Boer, se quejó de la "total ausencia" de elementos concretos sobre cómo los países ricos recortarán sus propias emisiones en los próximos 12 años, para el 2020, fecha considerada de "mediano plazo" antes de las metas del 2050.

Tras lo cual preguntó: "Si no está claro que las naciones ricas vayan a liderar (la lucha contra las emisiones de gases), ¿por qué deberían seguirles las naciones pobres?".

El anuncio del G8 también fue duramente criticado por los defensores del medio ambiente. Las principales organizaciones ecologistas emitieron un comunicado en el cual lo tachan de "fracaso".

La ONG Greenpeace opinó que el G8 "aplazó la acción una vez más" y que este compromiso "no impedirá el caos climático". A este ritmo, dijo la ONG Oxfam, "el mundo se habrá cocido en el 2050". Mientras que WWF lamentó la ausencia de objetivos con números y plazos a mediano plazo.

Por su parte, las economías emergentes del G5 (formado por Brasil, México, India, China y Suráfrica) insistieron ayer en que los países más desarrollados deben dar ejemplo cuanto antes.

Los líderes del G5 se reunieron en Sapporo (Japón), a 150 kilómetros de donde se celebra la cumbre del G8, y tras el encuentro, difundieron un comunicado donde consideran insuficiente el acuerdo anunciado ayer.

"Los países desarrollados deben asumir el liderazgo en la lucha contra el cambio climático", dijo el presidente de México, Felipe Calderón, quien explicó el texto y precisó que las reducciones de gases de los países ricos deberían ser de "al menos entre el 25 y 40 por ciento para 2020 (en relación a 1990), y de entre 80 y 95 por ciento para el 2050".

Otros puntos de la cumbre

ÁFRICA. En los próximos cinco años, los países del G8 entregarán 60.000 millones de dólares al continente más pobre del mundo para que luche contra el sida, la malaria y la tuberculosis.

ZIMBABUE. Anunciaron que se darán "los pasos para introducir medidas financieras y de otro tipo contra los responsables de la violencia" en ese país.

IRÁN. Al gobierno de Teherán se le pidió "la suspensión de todas las actividades relacionadas con el enriquecimiento" de uranio y que "responda positivamente a las ofertas de la comunidad internacional" para que abandone su programa nuclear.

CRISIS ALIMENTARIA. El G8 llamó a los países con stocks de alimentos a liberar algunas de sus reservas para frenar los altos precios, y calificó de "imperativo" levantar las restricciones a las exportaciones de alimentos.

LA ONU pidió al G8 que inyecte millones de dólares a la producción agrícola, dentro y fuera de sus territorios para bajar el precio de los alimentos.

E.U. se ve obligado a presentar excusas

La Casa Blanca tuvo que presentar disculpas a Italia y a su primer ministro, Silvio Berlusconi, luego de una monumental metida de pata de su oficina de prensa.

Dentro de los materiales suministrados a los periodistas de E.U. que asistieron a la cumbre del G-8 hay una reseña biográfica de Berlusconi donde se afirma: "es uno de los dirigentes más polémicos de la historia de un país conocido por la corrupción y la mala conducta de sus gobiernos".

Tony Fratto, portavoz de la Casa Blanca, dijo: "Presentamos nuestras profundas disculpas". A lo que añadió: Todos saben que el presidente Bush "siente mucha admiración y respeto por el primer ministro (Berlusconi) y mucho afecto por los italianos".

Siga bajando para encontrar más contenido