Reforma a la salud promueve la prevención; gremios no están contentos con la medida

No todos los gremios que hacen parte del sistema quedaron satisfechos con la norma

POR:
diciembre 04 de 2010 - 03:38 a.m.
2010-12-04

La reforma al sistema de salud aprobada el pasado jueves por las comisiones séptimas de Senado y Cámara parece conducir a un puerto más amable y necesario para los más de 45 millones de colombianos.Al finalizar la última de tres jornadas de las comisiones, que aprobaron 135 artículos, nueve de estos sin discusión alguna, el director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (Achc), Juan Carlos Giraldo, señaló que el modelo está pasando a un mejor sistema de atención primaria, que consiste en buscar a las personas sanas para mantenerlas en este estado y no esperar a que se enfermen para atenderlas.Es decir, que la prioridad debe ser la promoción de la salud y la prevención de las enfermedades, tal como quedó aprobado, y que el ministro de la Protección Social, Mauricio Santa María, destaca como que el modelo de atención primaria articulará las acciones de salud pública, atención básica y especializada.Para ello, los diferentes niveles de gobierno -nacional, departamental, distrital y municipal- quedan obligados a establecer objetivos, metas e indicadores para hacerles seguimiento a las actividades de promoción y prevención.Salvo el expreso desacuerdo, rayano en el rechazo, de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, de Acesi (gremio de las empresas sociales del Estado), de la Federación Médica Colombia y del Colegio Médico Colombiano, y la posición aún más radical de la Academia Nacional de Medicina, otros gremios del amplio sector de la salud están entre la resignación y la conformidad y aceptan que la reforma es un avance frente a lo que existe hoy.Con la red pública de hospitales, que arrastra una calamitosa situación financiera, las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) del régimen subsidiado tendrán que contratar por lo menos el 60 por ciento del total de compras de servicios, al tiempo que recibirán el 10 por ciento del sistema general de participaciones (cerca de 600.000 millones de pesos) y tendrá un fondo de garantías para proteger a aquellas entidades en crisis con recursos cercanos a 150.000 millones anuales.Las falencias financieras del régimen subsidiado de salud tratarán de ser superadas con 700.000 millones anuales, que se sumarán a los 800.000 millones ya conseguidos con la minirreforma tributaria territorial, y al billón de pesos que el presupuesto nacional le entregará desde el 2012.Elisa Torrenegra, directora de Gestarsalud (gremio que agrupa a las EPS del esquema subsidiado) comenta que la reforma busca solucionar el gran problema del flujo de recursos y confía en que esto no varíe en las discusiones plenarias."Los trámites son infinitos", dijo Santa María, y el objetivo es que llegue a donde debe llegar (a EPS, hospitales, clínicas y otras IPS) en beneficio de los usuarios, al dejar establecido el giro directo sin pasar por el peaje de los municipios.El presidente de Afidro (gremio de las farmacéuticas multinacionales), Francisco de Paula Gómez, destacó que la reforma obligue al establecimiento de una política farmaceútica, pero considera que debió ser explícito en cuanto a las exigencias de calidad, producción, importaciones, acceso, entre otros aspectos de los medicamentos, lo que significa que será objeto de reglamentación.La reforma consigna que el Gobierno establecerá mecanismos para negociar precios de medicamentos y dispositivos médicos, que deben generar precios de referencia y por encima de los cuales las IPS públicas no podrán comprar ningún producto.Alberto Bravo, presidente de Asinfar (gremio de los laboratorios nacionales) considera que en general en el Gobierno ha habido buena intención de mejorar las cosas, pero en el Congreso esto no se ha entendido bien del todo."Dilian Francisca Toro -autora y una de las ponentes del proyecto- quiere que se mantenga el monopolio en los medicamentos y otros servicios de salud", comentó Bravo, quien agregó que el Gobierno ha dejado que prime el interés de las multinacionales "y así no se resuelve el problema de las finanzas de la salud.Ante los cuestionamientos de los profesionales de la salud a la iniciativa, que por ahora no cuenta con su apoyo, Toro respondió que "la reforma no es para los médicos sino para beneficiar a los usuarios". JORGE CORREA C. Y LUIS EDUARDO GONZÁLEZ Economía y Negocios y Salud

Siga bajando para encontrar más contenido