‘Reforma a la salud no será aprobada este semestre’

Rodrigo Arcila, director de la Cámara Farmacéutica de la Andi, considera que deben discutirse nuevos proyectos.

Pese a la oposición de algunos sectores a la reforma, el Gobierno aspira a que sea aprobada en la Cámara de Representantes.

Archivo Portafolio.co.

Pese a la oposición de algunos sectores a la reforma, el Gobierno aspira a que sea aprobada en la Cámara de Representantes.

POR:
abril 20 de 2014 - 08:18 p.m.
2014-04-20

La reforma a la salud no se va a aprobar en esta legislatura, que termina en junio, afirma el director de la Cámara de la Industria Farmacéutica de la Andi, Rodrigo Arcila, al referirse a la iniciativa a la que solo le falta el visto bueno en la Cámara de Representantes.

No obstante, señala que el sistema sí necesita ajustes para adecuarlo a las nuevas realidades económicas y a las necesidades de salud de la población.

Su convencimiento de que no habrá una nueva ley de salud es tal, que el tradicional Foro Farmacéutico organizado por la Cámara, y que se realizará en junio, estará dedicado al debate sobre “lo que debe ser un sistema de salud para las nuevas generaciones”, para que se discuta a partir del 20 de julio en el nuevo Congreso que se instala ese día.

Arcila camina por el filo de la navaja, pues dirige un organismo sectorial en el que confluyen, principalmente, dos grupos de empresas (multinacionales y nacionales) claramente enfrentados por temas como competencia, precios, patentes, acceso a los medicamentos y regulación de productos biotecnológicos.

El Foro, dice, tiene como eje central la preparación del escenario para saber cuál debe ser el sistema de salud para las nuevas generaciones, y cuáles son los elementos que debe contener la reforma.
La idea, agrega, es construir sobre lo construido y reglamentar lo que ha quedado en otras leyes, como la 1122 y la 1438, y tratar, por esa vía, de ir ajustando el sistema.

Uno de los temas más polémicos de los últimos 20 años es la integración vertical EPS-IPS; seguramente estará dentro de los puntos que se tratarán en el Foro. Arcila recordó que hace 10 días el interventor de Saludcoop dijo que ya habían desistido en alguna medida de pensar que era imprescindible esa integración.

Como el proyecto obliga a la Superintendencia de Industria y Comercio a pedir el concepto técnico del ministerio de Salud cuando examine una petición de patente farmacéutica, Arcila señala que la Cámara Farmacéutica, en la que confluyen empresas locales y multinacionales, es punto de encuentro de muchos temas que antes eran prácticamente vetados a tratarse allí, y que ahora es un escenario para discutir y buscar acuerdos.

Un ejemplo es la política de precios. Esto no se discutía en la Cámara, aclara el directivo; ahora prácticamente es un acuerdo entre todos esos laboratorios y una concertación e interlocución permanente con el Gobierno.

“Siempre hemos argumentado que la política de precios debe estar cimentada en la competencia; que esa política vaya hasta donde tenga que llegar, no que se vaya a regular donde existen muchos oferentes y a quitarles los incentivos a las compañías para que haya más productos en el mercado, porque se genera el efecto contrario al buscado.

En patentes, explicó, siguen existiendo unos puntos que se han discutido en los tratados de libre comercio y cree que cualquier debate más se puede dar en la Cámara.

Así mismo, destacó que uno de los asuntos más importantes del Foro es cómo pueden los actores del sistema llegar a consensos y cómo dar un paso definitivo para superar las fallas en la atención y calidad en la prestación del servicio, en beneficio de la población.

TENER UNA ÚNICA VOZ

Frente a la posición de Asinfar de no delegarle la vocería a la Cámara, Rodrigo Arcila dijo que el objetivo de esta es tener una voz frente al Gobierno y traer los mejores resultados a sus asociados. En un tema tan difícil como la política de precios, “hemos logrado unas concertaciones muy importantes entre la Cámara, Afidro y Asinfar. Siempre trabajamos para obtener el consenso de los gremios”, indicó.

Según Arcila, el futuro de estas empresas y la solución de los problemas dependen de los grados de entendimiento que tengan los distintos voceros de la industria.

ASINFAR NO CEDERÁ SU VOCERÍA

El presidente de Asinfar (que agrupa a los fabricantes de medicamentos genéricos), Alberto Bravo, aseguró que no le cederá la vocería del gremio a la Cámara Farmacéutica de la Andi.

En una columna publicada en Portafolio, Bravo señaló que dado que la Cámara agrupa a laboratorios colombianos y multinacionales, y que estos no representan los intereses del país, “en muchos temas no puede tener la vocería de las empresas farmacéuticas colombianas”.

En algunos aspectos hay coincidencia, pero en otros no, como propiedad intelectual (patentes o protección de datos), obstáculos técnicos al comercio, negociaciones comerciales de Colombia, y la representación en estos casos la asume Asinfar, enfatizó Bravo.

Además, agregó, la dirección ejecutiva de la Cámara está dedicada a promover el llamado plan 20/20, mediante el cual el presidente de la Andi, y en cada tema, los directores de las diferentes cámaras van a ser los interlocutores del Gobierno.

Sin embargo, “para medicamentos, y me atrevería a decir que para los agroquímicos, eso no va a pasar: la vocería la tendrá Asinfar. Esto ya se lo informamos a los ministros de Comercio, Santiago Rojas, y Salud, Alejandro Gaviria”, dijo el directivo.

Para Bravo, la dirección de la Cámara y la presidencia de la Andi deben entender que hay sectores con una larga tradición de interlocución con el Gobierno, y que “tenemos amargas experiencias cuando cedemos nuestra vocería a otros”.

Siga bajando para encontrar más contenido