Reforma tributaria enfría relaciones de gremios y Gobierno

El impuesto a la riqueza, el que más malestar está causando entre los industriales. Este miércoles será votada en primer debate en comisiones conjuntas.

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que la reforma es “equilibrada”.

Archivo particular

El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que la reforma es “equilibrada”.

Finanzas
POR:
noviembre 26 de 2014 - 02:02 a.m.
2014-11-26

La reforma tributaria se convirtió en la piedra en el zapato en las relaciones entre el Gobierno y el sector privado.

La noche del martes, en una reunión tranquila en Casa de Nariño, el presidente Juan Manuel Santos y los directivos del Consejo Gremial Nacional intentaron solucionar las diferencias en torno al texto de la iniciativa. Las conclusiones de ese encuentro se conocieron este miércoles.

Los representantes de los gremios expresaron su molestia con el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, por considerar que aunque los ha escuchado, el proyecto mantiene vigente la intención de crear el impuesto a la riqueza en reemplazo del tributo al patrimonio. Los empresarios se niegan a aceptar esta carga impositiva.

El sector privado afirma que la tensión se mantendrá hasta cuando sus propuestas sean tenidas en cuenta.

El presidente del Consejo Gremial, Bruce Mac Master, reiteró sus críticas al proyecto del Gobierno, aunque aseguró que el sector privado espera que el mandatario reconsidere la iniciativa.

Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dijo que el Consejo ha manifestado en reiteradas ocasiones al Gobierno su rechazo al impuesto a la riqueza ya que este perjudicaría notablemente el aparato productivo y por ende, la capacidad de los empresarios para el reajuste del salario mínimo para 2015. “Estamos muy preocupados con ese impuesto. Nos hemos reunido varias veces con el ministro Mauricio Cárdenas”.
LISTA LA PONENCIA

El texto de la reforma tributaria está listo para discusión, después de los acuerdos logrados entre el Ejecutivo y los coordinadores de las comisiones económicas del Congreso.

La iniciativa, con la que el Ejecutivo busca allegar recursos por $12,5 billones para el próximo año, contaba originalmente con cerca de 29 artículos.

Luego de su ajuste entre Gobierno y congresistas ya tiene 56 para ser debatidos.
LAS ARANDELAS

Algunos puntos de la propuesta oficial como la disminución gradual del impuesto a la riqueza a 2018, el incremento en la sobretasa del Impuesto sobre la Renta para la Equidad (CREE), el marchitamiento del impuesto a las transacciones financieras (4 por mil), una corrección al Impuesto Mínimo Alternativo Simple (IMAS), un gravamen de normalización tributaria para quienes hayan omitido activos y más facultades a la Dian, son parte del menú de adiciones que engrosaron el proyecto.

Durante una presentación que hizo ayer el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría a los congresistas que componen las comisiones económicas, recordó que el Gobierno busca que la sobretasa al CREE (impuesto con el cual se busca gravar las ganancias de las empresas mayores a $800 millones) sea de 4% para 2015, de 6% en 2016, de 7% en 2017 y de un 9% para 2018. “Hay propuestas que fueron analizadas y algunas incorporadas. Nada impide que se radiquen más proposiciones”, manifestó Cárdenas.

Frente al impuesto a la riqueza, reiteró que el Gobierno busca una disminución gradual de la tarifa de este gravamen para las personas jurídicas entre 2015 y 2017. En esos años será de 1,3%, pero en 2016 pasará al 1% y en 2017, al 0,75%. En 2018 quedaría marchitado.

Sin embargo, para las personas naturales esta obligación se mantendrá hasta 2018. Por ejemplo, dice la propuesta, quienes tengan riquezas superiores a $1.000 millones deberán cumplir con una tarifa de 1,25%. “Sólo 50.000 personas naturales en el país pagarán el impuesto a la riqueza”, explicó el ministro Cárdenas.

Dentro de los artículos que se adicionaron en la ponencia, existe uno que propone que las pérdidas fiscales que tengan los contribuyentes del CREE a partir de 2015 puedan compensarse.

Asimismo, otro busca compensar el exceso de la base mínima del CREE. Lo anterior significa que a quien pague en exceso se le retribuye.

OPINIONES ENCONTRADAS ENTRE LOS ANALISTAS Y LOS CONGRESISTAS

Según las posiciones expresadas por los protagonistas de los debates, la discusión de la reforma será álgida. Se preve un fuerte enfrentamiento con la oposición.

Más allá de las propuestas iniciales que contiene la reforma tributaria, como la sobretasa del CREE y el gravamen a la riqueza, el consultor tributario y exdirector de la Dian, Horacio Ayala Vela, dijo que se encuentran artículos nuevos como el que busca una corrección al Impuesto Mínimo Alternativo Simple (IMAS) para empleados el cual se estableció en la reforma tributaria de 2012.

“Anteriormente el IMAS era para ingresos anuales mayores a 4.000 Unidades de Valor Tributario (UVT). Ahora, el límite se bajó a 2.800 UVT. Originalmente, en la reforma pasada no se dejaron claros los límites para declarar renta”, explicó.

Adicional a esto, el tributarista contó que el proyecto incluye una propuesta para fortalecer a la Dian con mayor contratación de personal e indicó que se plantea una condición especial para el pago de impuestos, tasas y contribuciones anteriores a 2012 y que estén a cargo de los municipios. “También hay una amnistía para los deudores del impuesto de renta”.

“De otro lado, se ha venido trabajando en la penalización de la evasión a partir de $8.000 millones. Se busca que todo lo que tiene que ver con el CREE esté muy ajustado a la renta”, manifestó el senador Ángel Custodio Cabrera quien advirtió que si la reforma que tiene presupuestada el Ejecutivo no se aprueba mañana corre el riesgo de hundirse. Por lo pronto, el plazo para su trámite apunta hacia el próximo 15 de diciembre.

Y pese a que la iniciativa ya está lista para discutirse, el congresista señaló que el sector empresarial más preocupado continúa siendo el minero-energético ya que el impuesto a la riqueza lo afecta bastante. “Esto perjudica en su mayoría a las nuevas inversiones, que en el caso del petróleo son de largo plazo”.

Además, contó que en el artículo 56 de la reforma está una propuesta que busca tumbar las devoluciones de dos puntos del IVA que se hacían a quienes hicieran compras con tarjeta débito y crédito (esto se encuentra consignado en el artículo 850-1 del Estatuto Tributario).

Cabrera añadió que también se propuso que en el régimen simplificado del impuesto nacional al consumo de restaurantes y bares entren las personas naturales que el año 2013 hubieran obtenido ingresos totales de esta actividad que estén por debajo de las 4.000 UVT.

Y aunque el Gobierno tiene cuentas de que entre 2015 y 2018 recaudará cerca de $53,1 billones como producto de la reforma, el senador ponente Antonio Guerra de la Espriella cree que este monto puede ser superior ya que por la vía de la normalización tributaria (declaración de activos omitidos y pago de gravámenes por este motivo) y por el hecho de que la sobretasa del CREE busque liquidarse desde $800 millones de ganancias y no desde $1.000 millones.

“Por otra parte, van a dejar de devolverse $350.000 millones correspondientes a IVA por compras con tarjetas crédito y débito”, dijo el senador.

Entretanto, otro de los ponentes del proyecto, el senador Antonio Navarro, sostuvo que los artículos que se le fueron colgando a la reforma durante las últimas semanas fueron responsabilidad del Gobierno. Sin embargo, destacó que se propuso un gravamen a los dividendos que no resultó siendo incluido en la ponencia. Contra esa idea se han manifestado algunos representantes del sector privado.

Y aunque el Gobierno tiene calculados ingresos de $12,5 billones anuales como producto de la reforma, Navarro manifestó que en el panorama persiste una preocupación: la caída del petróleo el cual no ha levantado cabeza de los US$80 por barril.