Regálese un tiempo frente al mar

Después de las largas jornadas de trabajo, llega el momento de consentirse. Usted elige. Puede quedarse tirado bajo el sol todos sus días en la playa o botar el estrés acumulado en la oficina dentro del agua. Y no se trata solo de darse un chapuzón.

POR:
abril 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-26

Si para sus vacaciones está pensando en el mar de siete colores de San Andrés y anda en la búsqueda de nuevas experiencias que lo saquen de la rutina diaria, no puede dejar de hacer actividades como el buceo. Bajo el agua descubrirá todo un universo de formas y colores, que bailan al ritmo de la brisa marina. La transparencia de las aguas sanandresanas y la diversidad natural que se encuentra en este lugar, bien merecen un vistazo. Para realizar esta experiencia, en la isla se ofrecen varias opciones: el buceo tradicional y el semiautónomo, que utiliza cascos conectados a tierra. Ahora, si los tanques no son lo suyo, no se quede sin conocer el fondo del océano. También lo puede hacer en submarinos. Y si el encierro no le gusta, hay más opciones. En la isla también puede encontrar lanchas con fondo de vidrio para descubrir los secretos de las profundidades marinas. Déjese sorprender por la aparición de una manta raya, o de cualquiera de los peces, que los hay de unos mil colores distintos. Si está de suerte, hasta podrá toparse con alguna de las tortugas que suelen pasar cerca de la isla. Cuatro especies de ellas pasean todavía por las costas del archipiélago. Son la cabezona o Caguama, la tortuga verde, la de Carey y la Baula o tortuga de cuero. Las opciones para disfrutar el mar de San Andrés no paran ahí. Puede conocer también los mangles, que sirven de refugio y protección a los peces más pequeños. Para visitarlos puede ir en un Kayak que, por su tamaño, permite explorar estrechos caminos entre el ramaje. Ahí es común toparse con medusas y aguamalas, esas mismas que nadie quisiera cerca, pero que vistas a través de un fondo de vidrio que ofrecen un espectáculo fascinante. Ahora bien, si su cuerpo le pide adrenalina y le gusta sentir el golpe del viento en el cuerpo, no deje de practicar wind surf, o kite surf (surfear con cometa). La rumba también puede conectarse con el agua. Una embarcación al mejor estilo de los antiguos barcos piratas, le ofrece una noche de baile y diversión a bordo. DENTRO DE LA ISLA Hospedaje: En San Andrés es posible conseguir planes todo incluido en hoteles como El Isleño, El Decamerón, el Marazul o El Acuario, entre otros. Cómo llegar: 1.600 Kilómetros aproximadamente separan a Bogotá del Archipiélago, ubicado al noroeste de la capital. 600 kilómetros lo separan de Cartagena y 200 de las costas centroamericanas. Permanentemente llegan a San Andrés vuelos directos desde las principales ciudades de Colombia, Panamá, Canadá y Ecuador, que su vez conectan con cinco vuelos diarios que la aerolínea Satena presta a Providencia. Compras: Aunque en la zona centro de la isla todavía se encuentran locales que ofrecen desde un perfume hasta una lavadora, cada vez es más frecuente encontrar lugares especializados en ciertas líneas de productos.

Siga bajando para encontrar más contenido