Regalías deben financiar más infraestructura, según expertos

Expertos afirman que los ingresos del país permiten más inversión en el sector para aumentar la competitividad de las regiones.

Finanzas
POR:
octubre 11 de 2012 - 01:12 a.m.
2012-10-11

Zanahoria y garrote recibió el sistema general de regalías durante un foro del Centro de Estudios Económicos, Anif, en el que participaron gremios, Gobierno y organismos internacionales.

Desde la operatividad de los Órganos Colegiados de Decisión para la inversión de las regalías (Ocad) hasta el hecho de si era o no necesaria una reforma constitucional para cambiar la forma de distribuir estos recursos, fueron cuestionados ayer.

Los analistas coincidieron en que el atraso del país en la infraestructura es el punto neurálgico en el que hay que poner la mira.

Según el representante en Colombia de CAF Banco de Desarrollo de America Latina, Víctor Traverso, esto es lo que ha llevado al país a competir por los últimos lugares en el ranking del Foro Económico Mundial. “Está en el lugar 122 de 124 países en infraestructura, pese a que ya es una nación de ingreso medio que aspira a ser la tercera economía de la región”.

Sergio Clavijo, presidente de Anif, agregó que al país llegaron los TLC, y el desarrollo vial está concentrado solamente en el altiplano: “sacar un carro de Bogotá a Buenaventura vale lo mismo que llevarlo de Buenaventura a Europa”.

El problema, agrega Clavijo, es que no se ve el esfuerzo por cambiar esta situación, teniendo en cuenta que, en las proyecciones de inversión de las regalías, solo se destina un 0,3 por ciento del producto interno bruto en el 2020, al desarrollo de la infraestructura, mientras que el Banco Mundial estima que se requieren seis puntos en total, es decir, dos adicionales por año en una década, a los que existen hoy (3,7 por ciento del PIB), para desatrasar al país en esta materia.

La conveniencia o no de realizar una reforma a la Constitución para distribuir mejor los recursos de regalías fue otro de los reparos lanzados en el foro de Anif.

“¿Por qué se requería una reforma constitucional, si no se alteró el principio constitucional de que la propiedad de las regalías es territorial? Se hubiera podido hacer por una ley más sencilla”, planteó Clavijo.

La subdirectora de Planeación Nacional, Paula Acosta, sustentó que así como se hizo con el Sistema General de Participaciones en su momento, también era necesario en este caso, pues el 80 por ciento de los recursos se iban para el 20 por ciento de las regiones.

El presidente de Anif también criticó la decisión del Gobierno de ahorrar parte de los recursos que le entran por regalías, en lugar de destinarlos al desarrollo de la infraestructura.

BAJA GESTIÓN PÚBLICA

Víctor Traverso enlazó el tema de las regalías con el del crecimiento económico, al plantear que el país duplicó en cinco años el monto de las regalías, pero pese a todas las condiciones favorables de la economía, no logra un crecimiento mayor al 4,5 por ciento. Asimismo, destacó que es correcto el camino seguido por el Gobierno, de ‘repartir la mermelada en toda la tostada nacional’.

No obstante, criticó la bajísima calidad de la gestión, inclusive en administraciones de municipios intermedios.

“Se estableció la asignación de recursos por proyectos, pero, a veces, los municipios no tienen el recurso humano para preparar un proyecto y no hay peor proyecto que el gasto malgastado".