Régimen de prima media propone revolcón en pensiones

Gobierno no prepara cambios de fondo.

Archivo Portafolio.co

Pensionados

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 19 de 2011 - 07:57 a.m.
2011-09-19

La reforma del sistema pensional colombiano es un tema recurrente, porque sus problemas no han desaparecido: baja cobertura, difícil acceso, inequidad, desfinanciamiento y elevado costo fiscal, entre otros.

Cualquier alusión a ajustes o cambios sustanciales, como la que hizo a principios del mes el ex presidente César Gaviria, genera reacciones inmediatas, como la del vicepresidente, Angelino Garzón, y se reviven viejas discusiones entre los conocedores (Roberto Steiner, Stefano Farné, entre otros), incluido el Gobierno, que aún no tiene una posición unificada sobre el tema. Todos están de acuerdo en que la reforma es necesaria.

El ministro de la Protección Social, Mauricio Santa María, dijo que por ahora el Gobierno no está estructurando una reforma, "pero estamos analizando con detenimiento los problemas que aquejan al sistema para encontrar soluciones integrales a estos problemas que se identifiquen".

¿Qué elementos o variables son susceptibles de modificar en el evento de que se decidiera hacer una reforma del sistema de pensiones, que es uno de los problemas del país a largo plazo y que tarde o temprano hay que cambiar, como comentó el presidente Juan Manuel Santos?

El listado para el régimen de prima media (Seguro Social) no es largo, pero es lo suficientemente sensible para alborotar el avispero.

Este régimen propone: aumentar la edad de pensión, hoy en 55 años para las mujeres y en 60 para los hombres; en el 2014 pasarán a 57 y 62, respectivamente. Igualar las edades de pensión, incrementar las semanas de cotización, hoy en 1.200, que irán aumentando 25 cada año, hasta llegar a 1.300 en el 2015; subir la tasa de cotización, hoy en 16 por ciento sobre el ingreso mensual (los trabajadores aportan 4 por ciento y los empleadores, 12 por ciento. Los independientes tienen que asumir toda la carga). Este punto cobijaría a los afiliados a los fondos privados (AFP).

También se reduciría la tasa de reemplazo, es decir, lo que finalmente recibirá el pensionado como mesada. Se ampliaría el tiempo para definir el ingreso con el que se calculará la mesada y no obligará al retiro del trabajador una vez cumpla la edad de pensión, entre otras modificaciones. El asunto está que arde y la mesa apenas se sirve para atender a los ciudadanos.

Siga bajando para encontrar más contenido