La región, con agendas separadas | Finanzas | Economía | Portafolio

La región, con agendas separadas

El sueño de integrar a los países de la región, que se había convertido en los últimos años en el discurso político más fuerte de algunos gobiernos se ha ido marchitando, por cuenta de las peleas entre los mandatarioS latinoamericanos y el limitado compromiso de las naciones en la consolidación de proyectos como la Comunidad Suramericana de Naciones.

POR:
mayo 25 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-25

Con las crecientes disputas al interior de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercosur -ejes fundamentales de la integración suramericana- se ve cada vez más lejos la posibilidad de lograr los niveles de integración que ha venido registrando Europa. Al no haber podido consolidar la unidad regional se abrió la puerta para que cada país busque por separado lo que más le conviene, utilizando las débiles alianzas para objetivos muy particulares. Esto ha permitido, incluso, que E.U. redefina su estrategia de integración comercial con la región mediante tratados bilaterales. El presidente de E.U., George Bush, ha justificado su campaña para firmar tratados de libre comercio (TLC) con países latinoamericanos con el argumento de que son 'piedras' con las que poco a poco se construye el edificio del Area de Libre Comercio de las Américas (Alca).MEXICO Fox está preocupado por su frontera Al finalizar este año México podría sumar un nuevo presidente de izquierda al vecindario: el ex alcalde del Distrito Federal Manuel Andrés López Obrador, que de llegar a reemplazar al actual presidente, Vicente Fox, tendrá que mejorar las relaciones con el gobierno del presidente George W. Bush. La principal preocupación actual del gobierno es la reforma migratoria que debate el Congreso estadounidense que se plantea como una de las más duras para los ilegales, quienes provienen principalmente de territorio mexicano. Esa preocupación es compartida con otros 11 países latinoamericanos, incluida Colombia, ante la posibilidad de tratar a los indocumentados como delincuentes. El gobierno Bush ha decidido enviar militares a la frontera y el Senado aprobó la construcción de un muro de 600 kilómetros. Aunque desde hace más de una década, por razones comerciales y de vecindad, México ha centrado sus relaciones en el norte, la decisión de Venezuela de abandonar el Grupo de los Tres (G-3, junto a Colombia) lo ha obligado a mirar con mayor interés sus relaciones con Suramérica. En el G-3 ha planteado el ingreso de Panamá o Perú, con quien además tiene interés como futuro proveedor de gas. URUGUAYInconformismo con el Mercosur El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, ha criticado al Mercosur, que asegura no le sirve a su país como está diseñado, aunque descartó que vaya a dejarlo. La gota que ha colmado el vaso, es la disputa con Argentina por el establecimiento de dos papeleras en la margen uruguaya del río Uruguay. Por las disputas con sus vecinos, Uruguay mira hacia el norte. Vázquez se reunió con el presidente Bush y analizaron la necesidad de ampliar e intensificar el intercambio comercial, según el gobernante. BOLIVIAEvo Morales cumple sus promesas La nacionalización de los 56 campos petroleros bolivianos, anunciada el primero de mayo, que supone un golpe para los negocios de las petroleras extranjeras, entre ellas La brasileña Petrobras y la hispano-argentina Repsol-YPF, ha tensado las relaciones de Evo Morales con sus vecinos. Actualmente, Argentina negocia ampliar las compras de gas de Bolivia, que acaba de ser incorporada al proyecto de construir un gasoducto desde los yacimientos de Venezuela hasta territorio argentino pasando por el brasileño. Sin embargo, esa decisión es sólo el cumplimiento de la promesa de campaña que lo llevó a la presidencia. En esta decisión ha tenido el respaldo del presidente venezolano Hugo Chávez y del líder cubano Fidel Castro. Los tres mandatarios ha consolidado una amistad, que se reflejó en la reciente firma de una acuerdo comercial alternativo, además de los apoyos que en materia de educación y salud hacia Bolivia. Los expertos reconocen que esta alianza es la más sólida en la región. ARGENTINAKirchner, con disputa fronteriza A pesar de que la recuperación de la economía, Argentina sigue embarcada en varias disputas comerciales con Brasil. Además, los dos socios más grandes de Mercosur enfrentar el reiterado inconformismo de los dos socios más pequeños del bloque. El más grave enfrentamiento lo tiene con su vecino Uruguay quien adelanta la construcción de una planta de celulosa en la frontera y que Argentina asegura generará problemas de contaminación. A pesar de su unión con Chávez, Lula y Evo Morales para la construcción de un mega gasoducto que atraviese Suramérica, está incómodo con la nacionalización del gas en Bolivia. BRASILLula ha perdido protagonismo Los líos de corrupción al interior del Partido de los Trabajadores del presidente Luiz Inácio Lula da Silva han mantenido en los últimos meses al mandatario muy poco activo en la escena política regional a diferencia de lo que ocurrió en los dos primeros años de su mandato. Hoy no ha definido la posibilidad de presentar su nombre a la reelección luego de que su popularidad cayera vertiginosamente al final del año pasado, a pesar de que hoy figura como favorito en las encuestas. De la misma forma, uno de los mayores impulsores de la Comunidad Suramericana de Naciones ha tenido que terciar en las peleas que su amigo Hugo Chávez ha tenido con otros gobiernos, incluido Colombia. En el plano económico su principal preocupación es el efecto de la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, donde Petrobras es el mayor inversionista. La industria de Sao Paulo, motor económico de Brasil, depende un 70 por ciento del gas que le envía su vecino. Esto ha tensado las relaciones con el presidente Evo Morales y con el mismo Hugo Chávez. VENEZUELAChávez, el que más peleas ha tenido El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, promueve una izquierda ‘bolivariana’ en la región y con su creciente chequera petrolera fomenta a candidatos que le son afines en su vecindario, incluido Daniel Ortega en Nicaragua y Ollanta Humala en Perú, según se ha denunciado en ambos países. En su camino por impulsar una 'revolución' en Venezuela, el gobierno de Hugo Chávez ha protagonizado en tres años tensiones diplomáticas con seis países latinoamericanos, de los que ha retirado embajadores y uno de los cuales le interrumpió el suministro de crudo. La reciente tensión diplomática con Perú, que devino en el anuncio del retiro del embajador de Lima en Caracas. Sin embargo, son precisamente los altos precios del petróleo los que le han dado la posibilidad de consolidar alianzas con algunos países centroamericanos y caribeños a los que le ha suministrado crudo a precio más bajo. Los excedentes del petróleo le ha permitido ‘ayudar’ a su homólogo Argentino, Néstor Kirchner, mediante la compra de cientos de millones de dólares en bonos públicos, mientras la comunidad financiera internacional tiene las puertas cerradas luego de la moratoria de la deuda declarada por el gobierno argentino hace un par de años. También anunció la creación de un fondo especial dotado con 100 millones de dólares para financiar proyectos productivos e infraestructuras a favor de Bolivia. COLOMBIAApuesta por el TLC con Estados Unidos Con un gobierno de corte más autoritario que el resto de la región, el presidente de Colombia Alvaro Uribe Vélez se ha convertido en el principal aliado político del presidente Bush. En esta misma dirección, Colombia apostó por un TLC con Estados Unidos, su principal socio comercial, lo que le ha costado el rompimiento de los acuerdos con Venezuela en la CAN y el G-3. A pesar de las tensiones y de las grandes diferencias ideológicas con Venezuela, el segundo destinos de las exportaciones colombianas, las relaciones políticas se han mantenido estables, gracias a las vía diplomática. La firma del TLC también ha significado una controversia con Bolivia por el mercado de la soya. El presidente Uribe desafió a su homólogo Evo Morales a demostrar que Bolivia perdería con el tratado colombo-estadounidense. Y anunció que Colombia compensaría a Bolivia si así fuese. "Como están las cosas, no existe posibilidad de una Comunidad Suramericana en menos de 20 años”. BASES DE LA INTEGRACION COMERCIALLas fracturas comerciales han sido más evidentes. Al interior de la CAN, Colombia, Perú y Ecuador han apostado por acuerdos comerciales con E.U., que Bolivia rechaza al igual que Venezuela que decidió retirarse del bloque para unirse a Mercosur. Sin embargo, el Mercado Común del Sur no logra superar los continuos enfrentamientos en algunos mercados entre Brasil y Argentina, quienes son objeto de fuertes críticas de Paraguay y Uruguay.

Siga bajando para encontrar más contenido