Regiones deben $ 20,5 billones

La deuda regional, entre los que se cuentan las administraciones centrales y las entidades descentralizadas, sumaba a diciembre del 2008 (el último dato consolidado), 20,5 billones de pesos. De esos, 6,67 billones son de los gobiernos centrales que se traduce en el 32,5 por ciento de toda la deuda. Es decir, que en manos de las descentralizadas hay 13,83 billones de pesos en deuda, que es el 67,5 por ciento.

POR:
mayo 27 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-27

Esto se evidencia al examinar las entidades con mayor participación en la deuda. Dentro de las seis que lideran el escalafón regional, cinco son descentralizadas y sólo una es un Gobierno central. La que tiene mayor deuda en el momento es el Metro de Medellín con 5 billones de pesos. Le sigue Bogotá, cuya deuda asciende a 2,1 billones de pesos, y con igual monto le sigue Transportadora de Gas del Interior. Enseguida están Empresas Públicas de Medellín, Empresa de Energía de Bogotá y Emcali. Por otro lado, del total de la deuda, 13,2 billones que es el 64,3 por ciento, corresponden a la deuda interna y los 7,3 billones restantes, que es el 35,6 por ciento, son de la deuda externa. A pesar de que estas cifras no tienen un gran peso dentro de la deuda pública del país, y que las regiones aún tienen capacidad de endeudamiento -menos Chocó-, hace varios meses, un representante de un organismo multilateral manifestaba su extrañeza porque el Ministerio de Hacienda no estaba dando avales a las entidades territoriales para que acudieran por préstamos a esos organismos. El Gobierno tiene sus razones. Por un lado, está la estrategia de que la mayor parte de la deuda de la nación esté contratada en el mercado interno; por otro, hay recursos suficientes en el país, como para tener que ir a buscar apalancamientos afuera. Y además, los desembolsos de los recursos son más rápidos en las entidades nacionales que en los organismos multilaterales. Esto sin contar, los 5 billones de pesos que supuestamente tienen en caja las entidades territoriales, pero que hoy los departamentos siguen pidiendo que les digan en dónde están. Precisamente, para aclarar el tema siguen haciendo reuniones con Planeación Nacional. A diferencia de otras épocas, en las que muchas regiones tenían luz roja a la hora de endeudarse, hoy todas tienen el aval para hacerlo, menos Chocó por los problemas con sus pasivos no financieros. Los gobiernos locales, a través de la Federación Colombiana de Municipios, también señalan que para ellos es mejor endeudarse en el mercado interno no sólo porque efectivamente son más rápidos los desembolsos, sino porque no tienen el problema de la variación del dólar. Las regiones no sólo cuentan con los dineros que otorgan los bancos en el mercado interno, sino que también están los recursos de entidades como Findeter, en donde hay dinero de un crédito de tasa compensada por 500.000 millones de pesos, que no ha tenido mucha demanda por parte de las regiones. Organismos dispuestos a prestar Organismos como la Corporación Andina de Fomento (CAF) señalan que una de las prioridades en sus agendas son las regiones. “La CAF tiene como prioridad apoyar el desarrollo sustentable mediante el financiamiento de entes territoriales en Colombia. La Corporación puede realizar operaciones de crédito con gobernaciones y municipios con o sin garantía soberana. Aquellas que se pueden efectuar sin esa garantía dependen de los resultados de las evaluaciones que realiza la corporación, y en ambos casos es el Gobierno Nacional el que debe establecer la prioridad de estos financiamientos para viabilizar su concreción”, señala Víctor Traverso, representante de la CAF en Colombia. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido