Regiones deben ser emprendedoras e impulsar desarrollo para fortalecer competitividad internacional del país

Este es un factor crítico para aumentar este nivel, sin olvidar que hoy en día, en el entorno mundial, son las regiones las que compiten más que los países.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Cabe entonces preguntarse, qué deben garantizar las regiones para promover el emprendimiento. Aunque este siempre tiene un enorme valor, las regiones deben enfocarse en el emprendimiento innovador, para estimular altos niveles de crecimiento en la economía colombiana.

Si bien no existe receta mágica, es posible identificar los aspectos críticos en los que hay que trabajar simultáneamente a nivel de entorno, de empresa y de personas, que son, al fin y al cabo, la semilla y el motor del emprendimiento innovador.

A nivel de las personas, es crítico promover la educación superior de los jóvenes de la región y estimular el espíritu soñador y la disposición a tomar riesgos que los lleva a producir nuevas ideas y en definitiva, a crear empresas sostenibles en el tiempo, en un marco de creación de valor y diferenciación reconocido por los clientes.

Cabe anotar que no son solo las personas independientes quienes crean empresa, también las personas dentro de las empresas actuales al identificar oportunidades y crear a su vez nuevas empresas promoviendo el fortalecimiento de clusters y potenciando el desarrollo económico en una región.

A nivel de las empresas, resulta importante incentivar la creación de redes y fortalecer el relacionamiento empresa-universidad-centros de investigación y desarrollo tecnológico, para promover los procesos de identificación de oportunidades, desarrollo y mejoramiento de nuevos productos, servicios y modelos de negocio.

En cuanto al entorno en la región, es preciso desarrollar un proceso de toma de decisiones a nivel político, regulatorio y económico, de forma coherente y consistente en el largo plazo, sin importar los cambios en las administraciones, para definir y mejorar las políticas que estimulen el emprendimiento innovador.

Son críticos los aspectos económicos, laborales y de ciencia y tecnología, así como la optimización y simplificación de los trámites para estimular la creación de empresas, la eliminación de barreras, y la reducción de los costos para la formalidad en la región.

Un entorno competitivo debe garantizar la libre competencia con plenas garantías para las pymes; promover la innovación eliminando las barreras para acceder a los estímulos existentes a nivel público y privado; estimular el acceso a la educación generalizada para toda la población en niveles de pregrado y posgrado; ofrecer estímulos para que la mayor cantidad posible de personas realicen estudios doctorales en universidades de alto reconocimiento a nivel nacional e internacional, y proveer las condiciones y los estímulos necesarios para que regresen a trabajar en sus regiones.

Es también urgente intensificar los procesos de transferencia tecnológica, la localización y apropiación de dichas tecnologías en las empresas, haciendo énfasis en las tecnologías de información y comunicaciones, cuya relación directa con la competitividad de las empresas ha sido demostrada.

Para estimular la creación y difusión del conocimiento es necesario estimular la investigación, la publicación de artículos científicos y al mejoramiento continuo de la calidad de las universidades en las regiones.

Para lograrlo, es absolutamente necesario que las regiones incrementen la inversión pública y privada en tecnología, para convertirse en regiones innovadoras.

Por otra parte, no debe olvidarse el desarrollo de la infraestructura, factor crítico en el desarrollo del emprendimiento innovador, con diferentes énfasis, dependiendo de la orientación de las empresas y de los clusters que se aniden en la región.

Finalmente, es necesario facilitar el acceso para los emprendedores a capital, particularmente a capital de riesgo, que les permita financiar la creación y las diferentes etapas por las que deben pasar las empresas en su proceso de estabilización y de desarrollo de la innovación.

El desarrollo de la figura de inversionistas ángeles tiene un enorme potencial para apoyar el emprendimiento innovador en el país.

Estas acciones en las que deben trabajar las regiones, para convertirse en emprendedoras-innovadoras, líderes en la competitividad del país, y destacarse a nivel mundial, deben realizarse de forma articulada y consistente en el tiempo, para que tengan efectividad.

Para ello, son indispensables las redes y el trabajo concertado de todos los actores de la región, tanto en los sectores público, privado y de la comunidad educativa y científica.

Siga bajando para encontrar más contenido