El regreso a las aulas puede ser el primer paso para un giro profesional

El regreso a las aulas puede ser el primer paso para un giro profesional

POR:
septiembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-05

El fl uctuante mercado laboral lleva con frecuencia a muchos trabajadores a reevaluar sus opciones de carrera. Una alternativa que suele ser contemplada por profesionales de todas las edades es un regreso a las aulas para pulir habilidades o adquirir otras completamente nuevas.

Poseer un nivel mayor de educación puede incrementar las posibilidades de un mejor sueldo, pero los expertos dicen que hay un número importante de consideraciones que deben ser puestas en la balanza antes de destinar dinero ganado con esfuerzo a más años de educación. A continuación, conozca algunas:

Identifique sus fortalezas y debilidades

La decisión sobre si usted necesita volver a estudiar debería empezar por una autoevaluación para determinar qué habilidades ya posee y cómo puede complementarlas para conseguir un mejor trabajo, dicen los expertos.

"Imagínese una combinación de lo que usted hace bien y lo que le gustaría hacer", recomienda Deborah Russell, directora de asuntos laborales de la AARP, una organización estadounidense sin ánimo de lucro que ofrece servicios a los jubilados y mayores de 50 años. "Si hay una brecha entre la capacitación necesaria y la que usted posee, el siguiente paso es decidir en dónde adquirir esa capacitación."

También es importante determinar si adquirir nuevas habilidades requerirá tomar uno o dos cursos, u obtener un título completamente nuevo. Y los trabajadores deberían asegurarse de contemplar sus responsabilidades familiares y sociales, agrega Russell. Aquellos con poco tiempo libre deberían considerar tomar cursos a través de Internet o cursos intensivos, que son más cortos que un curso tradicional.

"Regresar a las aulas puede ser percibido de forma diferente por personas diferentes", señala.

"Una persona puede tener obligaciones con hijos o personas mayores que le impiden tomar clases durante el día o la noche".

Además, recuerde que una decisión debería estar orientada hacia el futuro, teniendo en cuenta lo que los empleadores estarán buscando en los próximos años, además de las habilidades que se piden actualmente, dice Ronald Ferguson, un economista y conferencista especializado en políticas públicas en el Centro Malcolm Wiener para Políticas Sociales de la Universidad de Harvard.

"Hay muchas formas de determinar lo que puede traer el futuro", agrega. "Sería prudente una combinación o entendimiento del mercado actual y lo que fuentes informadas tienen que decir sobre la demanda futura".

Determine la demanda local Trate de averiguar qué tiposde empleados y habilidades se necesitan en su comunidad, dicen los expertos.

Russell sugiere que se puede empezar por preguntarles a consejeros laborales en universidades técnicas locales, al igual que en centros laborales municipales y estatales. "Comprender mejor su comunidad local es más importante que evaluar la cuestión desde un punto de vista nacional", agrega. Una vez que sepa qué habilidades se necesitan, puede planear su educación a su medida. Cada vez más centros educativos están cooperando con empleadores locales para ofrecer cursos que satisfacen las necesidades de capacitación del mercado, dice el economista.

"Las entidades locales de capacitación están mucho más en sintonía con el desarrollo de entrenamiento que atienda a las necesidades más urgentes de los empleadores", agrega.

Ponga en la balanza los costos y los beneficios

Asegúrese de que la ganancia económica que obtendrá gracias a una mayor capacitación valga la pena, sugiere Ferguson. "Haga el cálculo", dice. "Asegúrese de que las habilidades que usted estaría adquiriendo sean necesarias en el mercado laboral y sean compensadas lo sufi para que valgan el esfuerzo y el costo."

Comience por calcular cuánto puede llegar a gastar. A no ser que un título sea necesario, desde el punto de vista económico puede ser más conveniente para los trabajadores tomar sólo uno o dos cursos rápidos o inscribirse en un programa donde le otorgan un certificado tras completarlo.  También asegúrese de aprovechar ofertas de bajo costo o gratuitas de centros educativos comunitarios, grupos locales y empresas, como programas para enseñar conocimientos básicos de computación. Las clases de extensión universitaria también pueden ser una buena opción. 

Estudiantes potenciales deberían recordar que también puede ser más difícil conseguir préstamos estudiantiles debido a la desaceleración económica en varios países.

Siga bajando para encontrar más contenido