Relaciones

El terapeuta familiar David Olsen pide a las parejas analizar su capacidad de compromiso. En una especie de ‘coaching matrimonial’ les muestra como los deportistas se comprometen a fondo con lo que aman y define con ellos un plan de mejoramiento. Coaching es el arte de aplicar valiosas lecciones del deporte a la vida, el estudio o el trabajo. Según Olsen, sin compromiso el amor es un sentimiento volátil y está a merced de las crisis y los azares.

POR:
agosto 25 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-25

El amor real es entrega total y eso se ve en los que aman un deporte o cualquiera de las artes: no se rinden, perseveran, soportan los embates, se crecen en las crisis y no sucumben. Por eso eres sabio si reconoces que en la expresión ‘amor cómodo’ sobra una palabra. Sin compromiso sumas romances o ‘affaires’ y, un día, terminas solo y frustrado como un triste analfabeto afectivo. Una señora le dijo a una sicóloga que su marido no la quería y, entre otras, le dio esta prueba: “cuando le pregunto si me quiere me dice que sí y mientras tanto mira hacia el techo. O sea que me quiere poquito”. A esa misma profesional le dijo otra esposa: “en mi casa no hay comunicación en pareja, sino información en pareja. Sólo hablamos del clima, el país, la actualidad y de hechos banales, nunca de nosotros mismos o de temas valiosos”. Si usted se ve reflejado en estas confesiones busque salidas porque el tiempo empeora los tumores. Es absurdo que las parejas dejen su relación al garete en lugar de buscar soluciones a tiempo. Hay muchas maneras de salvar una relación y aquellos que las aprovechan lo agradecen de corazón. El amor nunca muere si lo alimentas, perdonas, perseveras, eres creativo, detallista y te acercas a Dios. Estás bien en sus relaciones cuando ayudas al otro a reconocer y cultivar lo mejor de sí mismo. Así, con un amor rico en nobleza, eres la conciencia de aquellos que amas, sin juicios ni condenas. A tu lado ellos descubren cuánto valen y, simultáneamente aceptan sus fallas y las afrontan. La sicóloga y terapeuta Virginia Satir daba mucha importancia a las diferencias en una relación. Por eso solía decir: “habitualmente nos unimos por las semejanzas, pero crecemos a partir de las diferencias”. Valorar las semejanzas y las diferencias nos da alegría y oportunidades de aprender y crecer. El verdadero amor es una búsqueda que exige grandes dosis de paciencia con nosotros mismos y con los demás. También es un proceso que pide espiritualidad, abandonar viejos hábitos, crear nuevas actitudes, cultivar el buen humor y vivir abiertos al perdón. Estos pasos son importantes: 1. Concéntrate en lo positivo, sé detallista y afianza las fortalezas. 2. Busca acuerdos de mutuo beneficio con respeto y tolerancia. 3. Un plan de acción evaluable es clave, de modo que las buenas intenciones se conviertan en buenas acciones. 4. Sintonizar con Dios es fuente de armonía, confianza y alegría. 5. Hay que espantar el engaño y la rutina porque apagan el fuego del amor. Escritor - Conferencista "Sintonizar con Dios es fuente de armonía, confianza y alegría”.

Siga bajando para encontrar más contenido