Remesas a A. Latina y el Caribe cayeron un 15% en 2009

Las transferencias de dinero de inmigrantes a sus países cayeron un 15% en 2009, hasta los 58.800 millones de dólares, debido a la crisis económica en países como E.U., España y Japón.

POR:
marzo 05 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-05

Sin embargo, según un informe publicado este viernes por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la recuperación de estas transferencias durante el último cuatrimestre de 2009 y las estadísticas de empleo y migración revelan una estabilización del envío de dinero.

Pese a la disminución de estos envíos, esta fuente de ingresos representó todavía más de un 10% de la riqueza de países como Guatemala, El Salvador, Honduras, Haití y Nicaragua.

La caída del 15% el año pasado fue la primera regresión detectada desde que el organismo registra este tipo de variables (2001) y significó que en 2009 entraron 58.800 millones de dólares a los hogares de los países de la región.

Hasta entonces, estas cantidades habían crecido cada año de media un 17%, aunque se ralentizaron en 2006 y dos años después sufrieron una considerable bajada como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo y el desempleo en países como España, Estados Unidos y Japón.

Los meses venideros de 2010 se presentan más optimistas, según el informe, que además de detectar "signos de estabilización" a finales de 2009, apunta hacia "los comienzos de un nuevo período de crecimiento de un solo dígito en un futuro cercano".

Pero, a corto plazo, la recuperación de las remesas es "improbable", según el documento, debido a las "incertidumbres" del crecimiento económico de los países donde viven los inmigrantes.

Por países, Brasil sufrió la mayor caída, un 34%, reafirmando una tendencia que empezó antes de la crisis económica global: los brasileños vuelven a su país animados por las mejoras de su economía y las perspectivas más negativas de países que los  acogen, como Japón. Aun así, recibió 4.746 millones de dólares.

México fue otro de los países que vieron disminuir notablemente sus remesas (16%) y los mexicanos residentes en el extranjero, casi todos en Estados Unidos, enviaron 21.132 millones de dólares.

El informe destaca otras variaciones temporales en la evolución de las remesas durante 2009, como la disminución de las cantidades de dinero enviado durante las Navidades y del Día de la Madre respecto al 2008.

Como ejemplo de esa tendencia, el documento explica cómo menos mexicanos que viven en Estados Unidos visitaron a sus familiares en su país, trajeron menos dinero en sus maletas y, por tanto, menos ingresos para el país.

Además, el informe advierte de que, aunque mejore el empleo y los salarios de los inmigrantes, las remesas podrían tardar en recuperarse porque los inmigrantes tendrán que dedicar sus ingresos a otras necesidades que han sido retrasadas por los tiempos difíciles.

La disminución de remesas registrada por el informe supera las previsiones que el Banco Mundial (BM) publicó en julio pasado, en las que auguraba que América Latina y el Caribe registraría una caída del 6,9% en 2009.

Según el BM, esta región registró un crecimiento del 2,1% en remesas durante 2008, que supuso un volumen total de 64.000 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido