Para remodelación del Hotel Tequendama de Bogotá invertirán $60.000 millones

En el proyecto, que estará listo en 2010, han depositado entre el año 2007 y 2008 cerca de $12.000 millones. La medida hace parte del marco de celebración de los 55 años de la construcción.

POR:
julio 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-15

El hotel, que tiene un porcentaje de ocupación a la fecha, en sus 578 habitaciones del 53,5 por ciento (67.000 visitantes en lo corrido del año), contará con inmobiliario nuevo y con una reestructuración de sus espacios internos.

La inversión en la obra durante el primer semestre se enfocó, principalmente, en el Lobby, que conserva el  tradicional estilo inglés, pero con toques modernos, como el enchape en mármol de las columnas, espacio que fue reconocido y galardonado como uno de los mejores de Latinoamérica.

Este espacio se reinaugura con un aspecto más amplio, varios ambientes, pero conservando piezas como el mural Teogonía de los Dioses Chibchas, tríptico del maestro Luis Alberto Acuña que lleva 33 años  allí expuesto.

sumado a la remodelación, el hotel está incursionando en la prestación de nuevos servicios, como el catering, que le permite atender diversos puntos, como la Industria Militar en cuatro
 casinos ubicados en Bogotá, Soacha, Muña y Sogamoso, con el desayuno, almuerzo y refrigerios. Esta operación se ha extendido a eventos especiales con rentabilidades de 2.300 millones de pesos.

Un desprevenido visitante del Tequendama se podría encontrar en uno de sus corredores un día con la monumental figura del Príncipe de Asturias, a quien de paso hubo que fabricarle su cama y adaptar la ducha para su real servicio, en otro con el Dalai Lama, o con el Presidente del Brasil, José Ignacio Lula da Silva, y quizás con Marc Anthony y Jennifer López, quien prefiere dormir rodeada por la armonía del color blanco.

Puede ver algún día en la cocina al monstruo de la canción, el español Raphael que le fascina ver cómo preparan la comida en ese lugar, o con Miguel Bosé, quien se aloja allí desde su infancia, sitio que señala como su casa en Colombia, o quizás con David Carradine, (protagonista de Kung-Fu), Guns n Roses o con cualquiera de los mandatarios de Colombia de los últimos 55 años desde Roberto Urdaneta hasta Alvaro Uribe Vélez.

Todos ellos han sido y lo son en forma tradicional huéspedes del Hotel Tequendama, el sitio clásico de alojamiento de las grandes personalidades que han pisado el territorio colombiano desde su nacimiento el 17 de mayo de 1953.

En ese trayecto han sido además habitantes del emblemático sitio el Papa Pablo VI, en 1967; el ex mandatario de los Estados Unidos, Bill Clinton; el célebre multimillonario John D.Rockefeller; el mandatario francés Charles De Gaulle, los cantantes Rocío Durcal, Alberto Cortez, Julio Iglesias, Facundo Cabral, el famoso humorista mexicano Cantinflas, la reina Noor de Jordania, Alberto Plaza, la premio Nobel de la Paz, la abogada y activista de derechos humanos iraní, Shirin Ebadi, son algunos más.

Aunque el hotel conserva su vínculo con la Cadena Intercontinental, ahora pertenece a la marca Crowne, pero sigue siendo una empresa industrial y comercial del Estado, adscrita al Ministerio de Defensa, una de las claves para ser el preferido de los cuerpos diplomáticos, ya que cumple los requerimientos y parámetros técnicos de vulnerabilidad y seguridad internacionales para recibir este tipo de dignatarios.

Los Aparta Suites Tequendama, son el producto de apartamentos más grande que existe en el mercado, con la ventaja de encontrarse en un punto estratégico por su cercanía a los centros de poder económico y político, más su proximidad al Aeropuerto Eldorado y al sector financiero, todos los servicios de un hotel, como camarera y parqueadero.

Las obras de adecuación y actualización corresponden a las normas de la Cadena Intercontinental, con un producto altamente competitivo en el mercado, que se basa en el concepto del placer de dormir, que contiene un Kit y unas amenidades, con aromas de
 plantas y aceites esenciales que inducen a una relajación profunda con el acompañamiento de unas siete almohadas
de diferentes texturas, materiales y consistencias diseñadas para mayor confort.

Claro que detrás de tales resultados en el servicio al cliente hay 'tras bambalinas' una industria que le da un tratamiento individual a cada huésped y un seguimiento estableciendo un perfil de sus gustos, necesidades y preferencias de tal forma que si, por ejemplo, a alguien que viene de Arabia Saudita, come solo determinados platos, el Tequendama, acorde con su historial acude a sus proveedores especializados para tener a su cliente feliz.

"Por eso regresan siempre y ahora firman nuestros libros de oro, pues, si a alguien le fascinan las fresas achocolatadas, nos encargamos de tenerle, siempre que venga, ese plato en su mesa como un detalle que le haga sentir que llegó a un lugar donde es realmente bienvenido y tratado con exclusividad", expresó Lina Rincón Argüello, directiva de comunicaciones de la organización Sociedad Hotelera Tequendama S.A., que opera al Hotel Crowne Plaza Tequendama.

La confidencialidad, planeación, organización y seguridad son tres aspectos definitivos para ellos. Las habitaciones están adaptadas con el sistema, para discapacitados visuales; hay pisos especiales para discapacitados, con baños que cumplen con todas las normas como un pasamanos y demás elementos.

Hay otro piso solo para damas con accesorios especiales para ellas, como cosméticos y materiales exclusivos así como zonas para fumadores muy demarcadas, adecuadas con equipos  especiales.

Pero lograr esto requiere de un ejército de funcionarios como las camareras que manejan un sistema especial de limpieza de eliminación de ácaros en todas las áreas del hotel.
 
Uno de los valores agregados del cambio al que se sometió va dirigido a los clientes que viajan por razones de negocios y trabajo quienes ahora tienen un espacio específico para desarrollar su actividad laboral. Ese producto se denomina 'Meeting Planner
 Room'. 

El hotel cuenta con 32 salones para reuniones y eventos.  Los más destacados son el Salón Rojo con capacidad para 1.500 personas, el Salón Esmeralda, el Salón Monserrate y el Guadalupe, entre otros. Cada uno de ellos ofrece diferentes alternativas para que la logística de los diferentes eventos, se cumpla de la manera adecuada.

En este punto el Crowne Plaza Tequendama logra tener en la industria un hotel totalmente modernizado, que cumple con las expectativas de un cliente cada vez más informado, exigente y conocedor.

Tres restaurantes abastecen la demanda: El Virrey, el Piazza Roma y El Café Vienés, además del Bar Chispas, un Pub inglés.

Para soportar tamaña clientela, se convirtió la cocina en un centro único de producción en donde al mes preparan comidas y platos para los que requieren 2.000 litros de aceite de cocina, 30.000 huevos, 5.280 litros de leche, 2.500 kilogramos de azúcar,
6.000 kilos de pollo, 2.000 kilos de lomo de res, 500 kilogramos de róbalo, 300 de mantequilla, 2.078 de papaya, 1.450 de melón, 1.507 de piña, 958 kilos de patilla, 3.500 kilos de naranja, 990 kilos de mandarina y 750 kilogramos de crema de leche. Todo esto sin contar la fiesta de aniversario con más de 3.000 invitados.

Siga bajando para encontrar más contenido