Se reordena el emprendimiento en Colombia

Se reordena el emprendimiento en Colombia

POR:
octubre 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-30

Hasta hace pocos años, el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) era visto como una entidad que formaba técnicos que iban a las compañías para facilitar la mano de obra. Hoy, esa percepción está cambiando: la institución se ha convertido en uno de los pilares de la formación de emprendedores en todo el país, la que, como indica su director, Darío Montoya, desde el primer día se les inculca a los estudiantes (en cuanto a la creación de empresas). Esta propuesta, no solo ha causado impacto a nivel general en el país, sino que los mismos estudiantes la han visto como una oportunidad de crecimiento, de formación y de ayuda para establecer su proyecto de vida. El tema se está trabajando desde todos los niveles y en todas las instancias, para que la iniciativa se propague de manera armónica y bajo los mismos principios y parámetros, aunque con diferentes modalidades y tendencias, claro está, unidas por un fin común. Experiencias hay varias al respecto y, afortunadamente, todas exitosas. En noviembre del 2006, por ejemplo, la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), lanzaron ‘Bogotá Emprende’, catalogada como el centro de emprendimiento más ambicioso de la región y que en tan corto tiempo ha beneficiado a diferentes compañías, abriéndoles puertas para iniciar su sueño de hacer empresa o de consolidar la que ya tienen. Ideas que valen Este año, el diario Portafolio, la revista Dinero, la firma de consultoría McKinsey & Co., Fidubogotá, Ashoka y Compartamos con Colombia, cumplen siete años de estar organizando el concurso Ventures, que premia a emprendedores con ideas de negocio innovadoras. La mayoría de las universidades, institutos, incubadoras de empresas, fundaciones y organismos de diversa índole, le están apostando al emprendimiento y con resultados que son promisorios. Es tal el número de propuestas que vienen surgiendo, que según el viceministro de desarrollo empresarial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díazgranados, el próximo año el Gobierno Nacional asumirá un liderazgo en la materia, con la puesta en marcha una Red Nacional de Emprendimiento, desde la cual se coordinarán todas las iniciativas que existen en el país, tanto del sector público como privado “La Ley 1014 le entrega al Ministerio la responsabilidad de sacar adelante esta red y la idea es dar a conocer esa gran oferta sobre el tema. Por primera vez vamos a tener un fondo de 2.000 millones de pesos para nuevos emprendimientos empresariales, de manera que lo que se busca es que esos recursos a su vez puedan estar conectados con otros apoyos económicos, bolsas, etc., para que la oferta sea mucho mayor. “El emprendimiento que queremos divulgar es el que esté conectado con la innovación, que surja de las oportunidades y no propiamente por necesidad”, dice Díazgranados. Pero, ¿a qué obedece este auge del emprendimiento? Cuando se le interroga al director del Sena sobre este nuevo enfoque de la entidad, dirigido más a la formación de emprendedores y a la creación de empresas, responde con cifras: “hace cinco años, en 690 municipios del país no había ni una empresa. Hoy, este problema subsiste en aproximadamente 450 poblaciones. En el momento, más o menos 100 municipios han podido originar su primera compañía”. Es decir, que el ‘auge’ de las iniciativas de emprendimiento tiene su origen en la escasez de empresas, lo que, como dice Montoya, va ligado al problema del desempleo. La idea es, entonces, fomentar una juventud comprometida con la creación de empresa a partir de su preparación y conocimiento; “eso sí, ideas de negocios originales, organizaciones empresariales novedosas e innovadoras”, explica Montoya. Obviamente, falta camino por recorrer y sobre todo saber qué tipos de negocios son los que debemos comenzar: aquellos con más conocimiento y nuevos. No se debe simplemente copiar fórmulas exitosas de otros emprendedores, porque eso, por el contrario, conlleva a un retroceso. “Esto debe ir ligado a la originalidad y a ofrecer valores agregados. Negocios en los cuales los mismos emprendedores cuenten con sus propias bases y listados de clientes nuevos”, dice Díazgranados. También se requiere un cambio de mentalidad de empleados a empresarios y una industria de soporte con expertos de calidad. Por esto, el Sena tiene alrededor de 750 asesores que trabajan tanto en la propia entidad, como en universidades con las que ha firmado convenios y que atienden aproximadamente a 300 unidades de emprendimiento. Se han hecho 198 alianzas con organismos de educación superior, en especial, universidades. Y, un último punto clave, según Montoya, es la posibilidad de acceder a capitales públicos y privados. Es ahí, cuando nombra la creación del Fondo Emprender, el cual ha permitido financiar 892 proyectos de nuevas empresas. En síntesis, estas y otras opciones de financiación son las que permiten que muchos sueños se hagan realidad.

Siga bajando para encontrar más contenido