Los reportes de las empresas desvanecen ‘rally’ de mercados

Los reportes de las empresas desvanecen ‘rally’ de mercados

POR:
octubre 25 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-25

Jorge Andrés Cortés Analista de investigaciones Económicas Corficolombiana En el último mes los mercados financieros a nivel mundial se han caracterizado por un incremento considerable en su volatilidad. A partir del anuncio de la Reserva Federal de E.U. (FED) de reducir la tasa de interés de intervención en 50 puntos básicos, los precios de los activos considerados riesgosos presentaron una importante tendencia al alza, a tal punto que algunos índices accionarios y fondos que cotizan en bolsa alcanzaron sus máximos históricos. La reacción positiva de los mercados fue ocasionada por la expectativa de que la acción de la FED sería suficiente para frenar las consecuencias negativas de la crisis de los mercados hipotecarios estadounidenses sobre el resto de la economía de ese país. Este factor, sumado a las cifras económicas que se publicaron en E.U. a principios de octubre (las cuales no daban indicios de una mayor desaceleración de la economía), fue suficiente para que los inversionistas a nivel mundial volvieran a tomar posiciones en activos volátiles como los títulos de renta variable. Sin embargo, el ambiente favorable para los mercados financieros parece haber cambiado en la última semana. Lo anterior se debe a que desde mediados de la segunda semana de octubre, las empresas que cotizan en las bolsas de valores estadounidenses han empezado a reportar sus resultados financieros del tercer trimestre del año. Si bien es cierto que los analistas esperaban que estos resultados fueran inferiores a los de los primeros trimestres del año (los cuales se encontraban en niveles históricamente altos), las cifras mostradas por empresas representativas de los principales índices bursátiles norteamericanos han sido mucho menores a lo esperado por el mercado. Los resultados negativos de algunas empresas norteamericanas han vuelto a generar preocupación acerca de que la crisis del mercado inmobiliario estadounidense aún no ha quedado atrás, especialmente los de compañías del sector financiero como Bank of America, cuyos resultados se vieron seriamente afectados por las pérdidas generadas por la actividad de tesorería y su división de créditos hipotecarios. Los reportes de algunas empresas del sector real también se han visto afectados por la situación del mercado inmobiliario estadounidense. De este modo, el viernes los malos resultados reportados por Caterpillar llevaron a que el Dow Jones cayera más de 150 puntos básicos en las primeras negociaciones. La reciente situación parece indicar que los temores acerca de una eventual desaceleración abrupta en Estados Unidos aún no se han calmado y que por el contrario es necesaria una política expansionista más agresiva de la FED para solucionar los problemas que presenta la economía estadounidense en la actualidad. Lo anterior se puede ver reflejado en la expectativa de tasas de interés del mercado, que de acuerdo a los futuros de FED Funds están descontando una tasa de interés de intervención cercana a 4,5 por ciento. Sin embargo, parece evidente que el mercado no está teniendo en cuenta que los efectos de los movimientos en la tasa de interés de intervención sobre la actividad económica tienen un rezago superior a un semestre. En este sentido es necesario considerar que los resultados corporativos en E.U. son un reflejo de la situación económica de ese país a lo largo del tercer trimestre del año, la cual fue tenida en cuenta por los miembros del Comité de Mercado Abierto de la FED a la hora de decidir la reducción de la tasa de interés de intervención en 50 puntos básicos. Así, solo hasta un trimestre después de que los efectos rezagados de la política monetaria en E.U. empiecen a tener un impacto sobre la economía en ese país, se puede esperar un repunte en los resultados corporativos.

Siga bajando para encontrar más contenido