Representación del Banco Mundial en la China tiene rostro colombiano

Ede Ijjasz, director de la Unidad de Desarrollo Sostenido para China y Mongolia del BM, es de madre colombiana y presenta su perspectiva sobre el gigante asiático.

Finanzas
POR:
marzo 13 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-13

Se llama Ede Ijjasz y aunque tiene nombre húngaro, su papá es húngaro y su mamá es colombiana y lleva muchos años fuera del país, este ingeniero civil antioqueño, con un doctorado en MIT, es más paisa que los fríjoles. Ijjasz ha hecho una brillante carrera en el Banco Mundial y desde el 2008 es el Director de la Unidad de Desarrollo Sostenido para China y Mongolia. EL TIEMPO habló con él sobre su visión del gigante asiático y las posibilidades comerciales de Colombia con China.

China desplazó a Japón como segundo mayor productor industrial del mundo después de Estados Unidos. ¿Cree que podrá desplazar a Estados Unidos?

La economía china ha crecido en promedio más del diez por ciento por año en la última década. Algunos analistas creen que la economía China podría superar a la de Estados Unidos en unos 25 o 30 años. Sin embargo, China enfrenta muchos retos como la necesidad de un mayor equilibrio de su economía, las desigualdades de ingreso entre zonas urbanas y rurales, y la apertura comercial en muchos de sus sectores.

Durante los últimos siete años el nivel de vida de los chinos ha crecido, pero también las desigualdades. ¿Qué se está haciendo para combatir este fenómeno?

Tanto los ingresos rurales como urbanos han crecido muchísimo, pero el ritmo de crecimiento en las zonas urbanas es mucho más alto, razón por la cual se genera la brecha. En respuesta a este reto, el gobierno chino ha incrementado los subsidios a zonas rurales, se ha enfocado en el desarrollo rural como pilar de su plan económico, y espera continuar, o incluso acelerar, la migración a zonas urbanas. Las ciudades chinas están creciendo a un ritmo de 20 millones de personas por año y en estos momentos China tiene más de 120 ciudades de más de un millón de habitantes.

¿Qué tan rápido avanza hacia el primer mundo?

Las tasas de crecimiento en la última década son un ejemplo para el resto de los países emergentes, pero su nivel de ingresos per cápita aún es modesto pero con mucho potencial.

¿Cree que en algún momento el chino mandarín terminará por desplazar al inglés como el idioma de negocios en el mundo?

Lo que se ve en China es un enorme interés en aprender inglés y otros idiomas. En Beijing y muchas otras ciudades, todos los letreros y avisos están escritos en chino e inglés. Las escuelas de idiomas se encuentran por todos lados. Los chinos en general le ponen mucho cuidado a la educación de sus hijos y el dominio del inglés es parte importante para muchos de ellos.

¿Qué tiene China que no tengan los otros mercados emergentes como India o varios países latinoamericanos?

Parte del éxito de China se basa en una economía de exportación, inversiones muy importantes en infraestructura, un enfoque pragmático en apoyo de sus empresas comerciales de exportación, y un sistema claro de evaluación de los dirigentes de gobierno, como alcaldes y gobernadores.

¿Y qué le falta?

El gobierno chino prepara en estos momentos su próximo plan quinquenal de desarrollo del 2011 al 2015. Algunos de los temas que se están discutiendo con mayor énfasis incluyen la necesidad de lograr un mayor balance de la economía, el desarrollo de su mercado interno, el balance de los servicios sociales -salud y educación- en zonas rurales y urbanas, el futuro estilo de vida chino y los impactos ambientales a nivel local y global, entre otros.

¿Hace cuánto tiempo vive en China y qué ha sido la parte más positiva de su experiencia allí?

Llevo dos años viviendo en Beijing. Mi trabajo me ofrece la oportunidad de viajar por todas las provincias. Cuando uno recorre las diferentes zonas de este país se impresiona con su diversidad: China tiene 56 grupos étnicos, y por ello mismo la diversidad y calidad de su cocina no tiene límites. Beijing es una ciudad cosmopolita que cambia día a día.

¿Cuáles han sido los factores que le han permitido a China hacer frente a la crisis económica mundial?

En primer lugar, un enorme paquete de estímulo fiscal y monetario; el aceleramiento de proyectos importantes en infraestructura, y el apoyo financiero que ha llevado a un crecimiento importante en las ventas de vivienda. Aunque la crisis global ha afectado mucho sus exportaciones, y hasta cierto punto el empleo, las perspectivas son más favorables para el 2010 y el 2011.

Oportunidad para Colombia

¿Cómo se percibe a Colombia desde allí?

Con mucho cariño e interés. Conocen de su café, de su biodiversidad y su fútbol.

¿Y Usted cómo la ve?

Viajo a Colombia de vez en cuando. El año pasado estuve visitando mi familia en Medellín y disfrutando las playas de Cartagena. Se ve mucho empuje y optimismo.

¿Qué le falta a Colombia para entrar más vigorosamente?

Dada la enorme competitividad de los productos chinos, la entrada a un mercado como el chino es bastante difícil. Sin embargo, hay nichos importantes que responden a una creciente clase media con intereses más diversos y mayor capacidad de compra, que quieren productos internacionales que no pueden encontrar en China.

ANA MARIA JARAMILLO
PARA EL TIEMPO
MIAMI