‘Se requiere actuar con más fuerza frente a los informales’

La dirigente gremial explicó como la digitalización también se convierte en una oportunidad cuando se empieza a identificar como generadora de nuevos servicios.

En el momento en que el Gobierno tenga una política clara contra la informalidad, el flagelo podría atacarse con más autoridad.

Archivo Portafolio

En el momento en que el Gobierno tenga una política clara contra la informalidad, el flagelo podría atacarse con más autoridad.

Finanzas
POR:
septiembre 19 de 2014 - 01:47 a.m.
2014-09-19

Las actividades de impresión en Colombia durante el primer semestre del 2014 han tenido un crecimiento del 21 por ciento en su producción real y 15,7 por ciento en las ventas totales. Sin embargo, el comportamiento en la producción y las ventas de las pymes no es tan bueno, puesto que su producción real se redujo hasta un 19,8 por ciento, según indicó María Alexandra Gruesso presidenta, reportó Andigraf.

¿Qué momento vive el sector?

La tendencia ha sido positiva en los últimos años. En el 2012, vimos un levantamiento parcial. Hay que tener en cuenta que tenemos ciclos durante el año. Septiembre y octubre son meses buenos porque preparamos la temporada para diciembre y la tendencia es crecer.

Hasta junio, las cifras fueron buenas, pero la incertidumbre en medio del mundial y las elecciones presidenciales hizo que el escenario fuera más lento en el sector.

¿Cuál es la mejor época?

Entre enero y marzo, y los meses de septiembre, octubre y noviembre.

¿Cuánto espera crecer la industria este año?

El ciclo ha sido bastante especial este año. Vemos un comportamiento muy positivo, pero cuando miramos lo que está pasando alrededor de la industria, vemos que quienes más están creciendo -21 por ciento durante el primer semestre del 2014- son las grandes empresas del sector y en las pymes estamos encontrando una caída significativa -la producción real de este grupo de empresas se redujo en 19,8 por ciento-.

Hubo negocios concretos en artículos escolares y de oficina que impulsaron al sector.

Una de las preocupaciones grandes es la caída del margen de rentabilidad en la industria. Esta afectada por situaciones como el tema de la informalidad.

¿Cuáles son los puntos negros de esta industria?

El más grave es el de la informalidad. El 51 por ciento de las empresas en nuestro sector son informales. Las autoridades que deberían estar ejerciendo la labor de actuación frente a los informales no actúan vehementemente. En el momento en que el Gobierno tenga una política clara contra la informalidad, el flagelo podría atacarse con más autoridad y los resultados los veríamos reflejados en que los formales tengan más oportunidades de negocio.

Lo importante es ver que los recursos le lleguen a los formales y que se fortalezcan, de tal forma que los informales quieran ser como ellos. No es tanto dar subsidios a los informales para que dejen de ser así, es al contrario: hay que buscar la forma para que ser fortalezca el formal y estimule a los informales a ser como ellos.

Por otro lado, que haya una actuación real por parte de las autoridades, me refiero a la Dian y a la autoridad ambiental, entre otras.

¿Cómo ha afectado la digitalización a las empresas?

Nuestras empresas son la mayoría familiares. Esa composición hace más lenta la decisión de las compañías. Sin embargo, son muchos los esfuerzos que el empresario de hoy está haciendo para alcanzar los niveles tecnológicos. Eso implica unas inversiones fuertes, pero lo mejor que se ha dado aquí es que nuestro empresario está tomando conciencia e incorporando esa nueva tecnología hacia las partes de sus nuevos servicios de valor agregado. Y ya encontramos empresas que empiezan a proveer este tipo de servicios.

El modelo de negocio también ha cambiado porque los hábitos de consumo lo hicieron.

La parte de la digitalización afecta desde el lado de que los hábitos de consumo cambian, pero también los convierte en una nueva oportunidad cuando el empresario empieza a identificar como generar nuevos servicios.

¿Qué hacer para fortalecer las exportaciones?

Este tema va muy ligado a la problemática de concentración que hay en el país. Aproximadamente, el 63 por ciento de la producción está entre Bogotá, Medellín y Cali -con el 12 por ciento-. Para poder sacar los productos, toca llevarlos hasta la Costa Atlántica y es un tema de logística bastante fuerte. En el caso de Bogotá, la salida se hace más por aeropuerto y tiene un costo alto.

También ocurre otra cosa, los insumos que se traen al país son, la mayoría, extranjeros. Con el Programa de Transformación Productiva estamos buscando alternativas, la cual también va ligada al tema de avance de infraestructura en el país.

Colombia será la sede del XXIII Congreso Latinoamericano de la Industria Gráfica. ¿Qué esperan de este evento?

Esperamos 350 personas provenientes de toda Latinoamérica y tenemos un total de doce conferencistas internacionales. Vamos a tratar el tema de cómo se prepara el talento humano para las nuevas tecnologías.

COLOMBIA SERÁ SEDE DE LA INDUSTRIA

Los días 23 y 24 octubre del 2014 se realizará el XXIII Congreso Latinoamericano de la Industria Gráfica en Cartagena de Indias.

El evento se convierte en una oportunidad para sentar las bases que contribuyan al sector gráfico a organizarse y dar rutas de acción para enfrentar los cambios que afectan al sector.

El Congreso reunirá a exportadores e importadores de la industria, dándole la opción de explorar alternativas de asociación para incursionar en diferentes mercados.

“El objetivo principal del evento es hacer ver al empresario que no está solo”, aseguró la presidenta de Andigraf, María Alexandra Gruesso.

inmigl@eltiempo.com