Requisitos para solicitar una Zona Franca Permanente

¿Cuáles son los principales requisitos introducidos por el Decreto 4051 de 2007 respecto de la declaratoria de una Zona Franca Permanente?

POR:
noviembre 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-26

Sea lo primero advertir que las Zonas Francas Permanentes son aquellas áreas geográficas delimitadas dentro del territorio nacional, en donde se ubican los Usuarios Industriales de Bienes/Servicios, Usuarios Comerciales, y el Usuario Operador de la Zona Franca, para el desarrollo de actividades industriales de bienes y servicios, o actividades comerciales bajo un normatividad especial en materia tributaria, aduanera y de comercio exterior. Ahora bien, el área que se solicite declarar como Zona Franca Permanente deberá cumplir con el requisito de ser continua y no inferior a 20 hectáreas, sin embargo, el Decreto 4051 de 2007 considera de forma excepcional como continua aquella área de terreno que se encuentra separada por una vía pública o un accidente geográfico, en la medida en que la comunicación se pueda dar por medio de un puente o túnel de uso privado que garantice el cerramiento de la Zona Franca. Dicha situación excepcional requiere concepto favorable previo de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Dian. Ahora bien, conforme lo dispone el mencionado Decreto 4051 de 2007, se permite la declaratoria de Zona Franca Permanente para aquellas empresas que, previo concepto favorable del Comité Intersectorial de Zona Franca, cumplan con ciertos requisitos, de los cuales a continuación señalamos los principales: a. Constituir una nueva persona jurídica en el país o establecer una sucursal de sociedad extranjera de conformidad con el Código de Comercio. b. Presentar los estudios de factibilidad técnica, económica, financiera y de mercado que demuestren la viabilidad del objetivo de la Zona Franca Permanente solicitada. c. Presentar el Plan Maestro de Desarrollo General de la Zona Franca aprobado por la Comisión Intersectorial de Zonas Francas. d. Realizar el cerramiento del cien por ciento del área declarada como Zona Franca Permanente antes del inicio de las operaciones propias de la actividad de Zona Franca, de manera que la entrada o la salida de personas, vehículos y bienes deba efectuarse necesariamente por las puertas destinadas para el control efectivo. e. Dentro de los cinco años siguientes a la declaratoria de existencia de la Zona Franca Permanente, la persona jurídica debe tener, al menos, cinco usuarios industriales de bienes y/o servicios vinculados, que realicen una nueva inversión que sumada sea igual o superior a 46.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes (aproximadamente 10’000.000 de dólares). El requisito de los cinco usuarios se debe mantener por el término de existencia de la Zona Franca Permanente. f. La persona jurídica debe acreditar un patrimonio líquido de 23.000 salarios mínimos legales vigentes (aproximadamente 5’000.000 de dólares), al momento de la solicitud. g. En caso de que el terreno no pertenezca a quién solicita la zona franca, éste deberá adjuntar el contrato en el que se verifique que puede hacer uso del mismo. Al respecto vale la pena mencionar que existen ciertas exclusiones del régimen de Zonas Francas, es decir, zonas en donde no es posible declarar la existencia de un Zona Franca Permanente, esto es cuando se trate de: * Áreas geográficas aptas para la exploración, explotación o extracción de los recursos naturales renovables definidos en el Código de Minas y Petróleos. * Áreas determinadas para la prestación de servicios financieros. * Áreas referidas a actividades correspondientes a contratos estatales de concesión y los servicios públicos domiciliarios, salvo que se trate de generadoras de energía o de nuevas empresas prestadoras de servicios de telefonía pública de larga distancia. Actualmente existe algún beneficio fiscal para los deudores morosos de obligaciones tributarias? En la actualidad no existe ningún beneficio tributario para los contribuyentes que se encuentren en mora en el pago de sus obligaciones tributarias. Sin embargo, debemos mencionar que la Cámara de Representantes del Congreso de la República, en la sesión plenaria del pasado 13 de noviembre del 2007, aprobó en segundo debate del Proyecto de Ley número 297 de 2007, el cual busca establecer algunos beneficios para aquellos contribuyentes que se encuentren en mora por obligaciones correspondientes a los periodos gravables 2005 y anteriores. De acuerdo con el proyecto de ley, podrán acogerse a este beneficio los sujetos pasivos, contribuyentes o responsables de los impuestos, tasas y contribuciones administradas por las entidades del nivel nacional o territorial que cumplan las siguientes condiciones: 1. Pagar el total de la obligación principal, más los intereses y las sanciones actualizadas con reducción del 30 por ciento del valor de los intereses de mora causados hasta la fecha del correspondiente pago. 2. Pagar en efectivo dentro de los seis meses siguientes a la vigencia de la ley, el total de la obligación principal, imputable a impuestos, tasas y contribuciones, y facilidad de pago con garantía y hasta por tres años para el pago de los intereses de mora y las sanciones actualizadas. 3. No haber suscrito acuerdo de pago con fundamento en la Ley 1066 de 2006, que a la entrada en vigencia de esta nueva ley se encuentre en mora por las obligaciones contenidas en los mismos. Es de anotar, que para la correspondiente sanción de este proyecto de ley se requiere la aprobación de dos debates adicionales, los cuales, de ser satisfactorios, permitirán a los contribuyentes acceder a esta prerrogativa tributaria. Cuál es el tratamiento fiscal y contable de los ingresos recibidos por concepto de prestación de servicios que fueron contratados y facturados en el año 2006, pero que efectivamente se prestaron en el año 2007? Sea lo primero recordar que el artículo 48 del Decreto 2649 de 1993 define la causación como el reconocimiento de los hechos económicos “en el período en el cual se realicen y no solamente cuando sea pagado el efectivo o su equivalente”, significando que el registro de una operación que afecte el patrimonio debe ser contabilizado realmente cuando se realiza, asentándolo en las cuentas que identifican la verdad de la forma como se efectuó la transacción. Adicionalmente, el artículo 12 del decreto en mención define que solo pueden reconocerse los hechos económicos realizados, cuando se compruebe que como consecuencia de eventos pasados, internos o externos, la compañía tendrá un beneficio o un sacrificio económico. Si la compañía contrató y facturó servicios en el año 2006, pero prestó estos servicios en el año 2007, contablemente se ha debido registrar un pasivo en el año 2006 que representa un beneficio futuro por el diferimiento del ingreso, en tanto el hecho económico objeto del contrato no se realizó en el período en mención (2006), debido a que en dicho período no se prestaron los servicios contratados, aún cuando si fueron efectivamente facturados y pagados. En complemento de lo anterior, fiscalmente los artículos 27 y 28 del Estatuto Tributario determinan que los ingresos recibidos por anticipado, que correspondan a rentas no causadas, solo se gravan en el año o período gravable en que se causen y que para el efecto el ingreso se entiende causado, cuando nace el derecho a exigir su pago, aunque no se haya hecho efectivo el cobro. Así las cosas, los ingresos recibidos por anticipado comprenden el valor de los ingresos no causados recibidos de los clientes, que tienen el carácter de pasivos, y por ende, no deben reportarse como ingresos en las declaraciones tributarias, sino cuando efectivamente se causen. En conclusión, si la compañía prestó los servicios en el año 2007, fiscalmente respecto del año 2006 estamos en presencia de un ingreso diferido, y para la compañía prestadora del servicio se configura un pasivo respecto de los clientes a los cuales les prestó el servicio, debido a que estas, como ya se mencionó, son rentas no causadas, aún cuando fueron facturadas y pagadas en el año 2006. Los socios, en calidad de liquidadores de la sociedad, deberán responder como deudores solidarios por las obligaciones a cargo de la compañía? Si bien el artículo 794 del Estatuto Tributario establece una responsabilidad solidaria con respecto a los socios de las personas jurídicas disueltas y liquidadas, para el pago de los impuestos pendientes a prorrata de sus aportes o particiones y durante el tiempo durante el cual los hubiere poseído en el respectivo período gravable, los liquidadores, únicamente serán solidariamente responsables por las deudas insolutas de la sociedad, determinadas por la Administración de Impuestos, si desconocen la prelación de créditos, de acuerdo con lo establecido en el artículo 847 del Estatuto Tributario. En consecuencia, si bien la ley permite a los socios en determinadas ocasiones ostentar la calidad de liquidadores de la sociedad, como en el caso que usted nos consulta, únicamente serán solidariamente responsables por las deudas insolutas que tenga la sociedad, si desconocieron la prelación de créditos fiscales establecida por la ley.

Siga bajando para encontrar más contenido