Así fueron rescatados Íngrid Betancourt, tres estadounidenses y once militares colombianos

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo este miércoles que los 15 fueron fueron liberados cuando comandos del ejército capturaron a miembros de las Farc que los custodiaban.

POR:
julio 02 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-02

Los guerrilleros conformaban un cerco de seguridad que rodeaba a los rehenes y los subversivos convencieron a sus camaradas que los custodiaban que los entregaran, dijo Santos.

Santos explicó que los comandos militares lograron ''infiltrar la primera cuadrilla de las Farc, la misma que ha mantenido durante los últimos años a un grupo numeroso de los secuestrados en su poder''.

Un guerrillero de apodo 'César' y otros tres miembros de su cuadrilla fueron ''neutralizados en el helicóptero y serán entregados a las autoridades judiciales para ser procesados por todos sus delitos'', dijo el Ministro.

''Unos 15 más o menos de la cuadrilla, como al resto que se encontraban a unos kilómetros, decidimos no atacarlos y les respetamos la vida en espera de que las Farc, en reciprocidad,
suelten al resto de los secuestrados'', añadió Santos.

Los infiltrados lograron que los secuestrados, que estaban divididos en tres grupos, fueran reunidos en uno solo y trasladados al sur del país ''para que fueran recogidos en un sitio por un helicóptero de una organización ficticia'', continuó Santos.

Añadió que los rescatados estaban volando ''sanos y salvos'' a San José del Guaviare para abordar un avión que los llevaría a la base aérea de Tolemaida, en Melgar (Tolima).

Reacciones a la liberación

Desde París, el hijo de Betancourt dijo que el rescate de su madre es la ''noticia más hermosa de mi vida''.

"Es una alegría inmensa, una alegría indescriptible. No acabo de creerlo", declaró el miércoles Lorenzo Delloye.

El ex rehén Luis Eladio Pérez dijo a la televisora CNN en español: ''Siempre nos opusimos a los intentos de rescate militar en la seguridad de que esto podría ocasionar la muerte de los secuestrados. Mi respeto a las fuerzas militares y al presidente Álvaro Uribe''.

Por su parte, el canciller colombiano Fernando Araújo, que fue seis años rehén de las Farc se declaró emocionado por la liberación.

"Este es un acto que les devuelve a todos los colombianos la fe en el país y a la comunidad internacional le reafirma la seriedad y el camino adecuado que representa la política de seguridad del presidente Álvaro Uribe", manifestó Araújo.

Araújo se declaró "muy emocionado y muy orgulloso" de las Fuerzas Militares que llevaron a cabo la operación que permitió la liberación de los secuestrados.

Para Ingrid Betancourt la vida en cautiverio ''no es vida''

Una vez capturada, los rebeldes resolvieron encadenarla a un árbol y quitarle las botas en un cautiverio donde ''la vida no es vida''.

''La vida aquí no es vida, es un desperdicio lúgubre de tiempo'', escribió Betancourt en octubre de 2007en una carta a su madre Yolanda Pulecio y divulgada por medios locales.

''Trato de guardar silencio, hablo lo menos posible para evitar problemas. La presencia de una mujer en medio de tantos prisioneros que llevan ocho y 10 años cautivos es un problema'', narró Betancourt,en la carta que entregó a sus compañeros rehenes que fueron liberados por las Farc en febrero.

''Estoy mal físicamente. No he vuelto a comer, el apetito se me bloqueó, el pelo se me cae en grandes cantidades'', escribió.

De la vibrante candidata presidencial para las elecciones de 2002, Betancourt pasó a ser la imagen de un fantasma, casi irreconocible en el vídeo divulgado en noviembre del 2007, en que apareció sentada en silencio, el pelo largo hasta la cintura, envuelta en ropas viejas, pálida y delgadísima.

Betancourt nació en Bogotá el 25 de diciembre de 1961 en el seno e una familia acomodada colombiana. Su madre fue miss Colombia y más tarde representante a la Cámara por Bogotá. Su padre, Gabriel, un ex ministro de Educación del gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957), fue designado en los 60 representante de la Unesco en Francia, donde sus dos hijas, Astrid e Ingrid, pasarían parte de su infancia con intervalos en Bogotá.

La familia se instaló en la famosa Rue Foch de París ''en un apartamento inmenso decorado con gusto y refinamiento: muebles del siglo XVIII, cuadros de grandes maestros, porcelanas chinas, tapetes de ensueño'', narra Betancourt en su libro del 2001 'Con la rabia en el corazón', una suerte de autobiografía.

Terminó sus estudios de ciencias políticas en el Instituto de Estudios Políticos de París, y en los 80 se casó con uno de sus compañeros de aulas, el diplomático francés Fabrice Delloye, padre de sus dos hijos, Melanie y Lorenzo.

Regresó a Colombia tras el asesinado 1989, a manos de narcotraficantes y paramilitares, del candidato presidencial liberal Luis Carlos Galán, del cual su madre Yolanda era amiga y colaboradora, y comenzó a trabajar como asesora en el ministerio de Hacienda. Decidió postularse a la Cámara de Representantes por Bogotá en los comicios de 1994.

En 1990 se separa de Delloye, y en diciembre de 1996, ya congresista, recibe amenazas de muerte y envía a sus dos hijos a Nueva Zelandia, donde residía su ex marido.

Elegida senadora en 1998, organiza su propio movimiento político al que llamó ''Oxigeno'' para representar el nuevo aire que precisaba la política de su país, y desde el congreso fustigó a las Farc y a los paramilitares, aunque en 1998 se entrevistó con dirigentes de ambos grupos.

Siga bajando para encontrar más contenido