Rescate de fallecidos en mina se alarga por difícil acceso

Las familias de los doce fallecidos están siendo atendidas por un equipo de psicólogos y trabajadores sociales de la Cruz Roja desde el jueves en la noche.

El alcalde de la localidad aseguró que se demorarán

EFE

El alcalde de la localidad aseguró que se demorarán "entre tres y cinco días".

Finanzas
POR:
octubre 31 de 2014 - 11:45 p.m.
2014-10-31

Las labores de rescate de los cuerpos de los doce trabajadores fallecidos el jueves tras inundarse una mina de carbón del municipio de Amagá, en el departamento de Antioquia (noroeste) podrían alargarse hasta tres días por el "difícil acceso" al yacimiento, confirmaron fuentes oficiales.

Tras ingresar a la mina y verificar la muerte de los mineros, atrapados en un socavón de la mina La Cancha, el alcalde del municipio, Juan Carlos Amaya, dijo a varios medios que el tiempo del rescate era una "incertidumbre" porque la mina tiene unas condiciones de "difícil acceso".

"Nos estaremos demorando entre tres y cinco días", afirmó el alcalde al confirmar que existe un alto riesgo para que el equipo técnico pueda acceder a la mina y recuperar los cuerpos. El regidor de Amagá explicó que quieren "garantizar la vida de los rescatistas" y no "sumarle a esta (tragedia) un difícil episodio más", puntualizó.

En estos trabajos de recate colaboran conjuntamente la Policía, la Defensa Civil, los Bomberos y funcionarios de la Alcaldía, dijo ayer a Efe el alcalde al agregar que la mina cuenta con los títulos legales de explotación y ofrece aseguramiento a quienes trabajan en ella.

El director del Departamento Administrativo de Prevención de Desastres (Dapard), Carlos Mario Aristizabal, indicó a periodistas que la labor inicial de Salvamento Minero, organismo de rescate, consistió en bombear los gases que quedan dentro del yacimiento.

De este modo se pudo garantizar la seguridad de los miembros del operativo de rescate y, posteriormente, comenzaron una segunda etapa para extraer el agua estancada.

"Se está en el proceso de oxigenar, es decir, entrar aire a la mina para reducir los niveles de gases tóxicos como el metano e incrementar el nivel de oxígeno para poder tener un ambiente seguro para el acceso a la mina", manifestó Aristizabal.

Las familias de los doce fallecidos están siendo atendidas por un equipo de psicólogos y trabajadores sociales de la Cruz Roja desde el jueves en la noche. "La Cruz Roja será el único intermediario para estar con las familias", declaró el alcalde, quien entendió que se estaba saturando a las familias con informaciones que "causan pánico" en la la localidad.

EFE