Las reservas internacionales bajan 470 millones de dólares

Las reservas internacionales de Colombia se redujeron en 470 millones de dólares en los primeros 17 días de octubre y quedaron, según el más reciente reporte semanal de estadísticas monetarias del Banco de la República, en 23.623 millones de dólares.

POR:
noviembre 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-05

El Emisor explica que esto se debe a dos factores. Por un lado a la ejecución de mecanismos automáticos de control de volatilidad, que vuelven obligatoria la venta de dólares cada vez que su precio en el mercado interbancario se ubica 5 por ciento por encima del promedio de los últimos 20 días; y por el otro, a los menores rendimientos derivados de las inversiones en euros. En lo que respecta a la venta de dólares por volatilidad, se usan unas subastas de opciones de venta (denominadas call), en las cuales los participantes adquieren el derecho a comprarle divisas al Emisor. Estas subastas estuvieron suspendidas entre junio y la primera semana de octubre y desde esa fecha hasta hoy se han realizado dos por un monto de 180 millones de dólares cada una. Esto explica 360 de los 470 millones en que se han reducido las reservas. El resto corresponde a los menores rendimientos. Si bien solo el 12 por ciento de las reservas está en euros, la evolución de esta moneda (que ha perdido 10 por ciento de su valor frente al dólar en lo corrido del año) tiene un impacto importante sobre los rendimientos que se esperan de dichos recursos. De hecho desde ya en el Emisor calculan que por culpa de un euro y un yen más baratos sus utilidades serán este año 93 por ciento menores a las del 2007. Mientras el año pasado, el Emisor ganó 1,98 billones de pesos, para este año se prevé una utilidad de apenas 143.000 millones. Pese a esto, tanto el gerente del Emisor, José Darío Uribe, como el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, han defendido el manejo de las reservas internacionales, las cuales califican como un ahorro para ser usado en momentos de crisis como los actuales. Justamente, la semana pasada durante un debate sobre este tema en la Comisión Tercera de Senado, ambos funcionarios destacaron el hecho de que acá esos recursos se desacumulan de forma ordinaria con un mecanismo regular, mientras que en otros países eso se ha hecho de manera extraordinaria. Camilo Pérez, director de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, aclara sin embargo, que las ventas de reservas de los bancos centrales para mitigar los efectos de la crisis son sanas ‘porque los países no pueden dejar ir sus monedas y es necesario frenar la volatilidad’. NO HAY PREOCUPACIÓN Aunque el peso se devaluó 8,5 por ciento frente al dólar tan solo el mes pasado y hoy la tasa de cambio está 336 pesos más cara que en enero, esto no ha sido un motivo de preocupación y por el contrario ha significado un alivio para los exportadores e incluso para las autoridades, que dejaron de ser presionadas por la constante revaluación que vivió el país en los últimos cinco años. Como consecuencia, Colombia está hoy entre un pequeño grupo de países que no se ha visto forzado a gastar el ahorro de sus reservas internacionales para defender su moneda. Mientras naciones como Rusia, México y Brasil están desacumulando sus reservas para evitar fuertes devaluaciones, en Colombia ese dinero solo ha sido utilizado para controlar la volatilidad de la tasa de cambio, que como resultado de la turbulencia internacional ha estado más inestable que de costumbre. Tan solo en las últimas dos semanas, en Rusia tuvieron que vender 31.000 millones de dólares de sus reservas (que quedaron en 484.700 millones) para evitar que el rublo cayera más frente al dólar. En el último mes, las reservas de Brasil se han mermado en 1,7 por ciento, lo que equivale a 3.518 millones de dólares, y quedaron en 203.410 millones, al tiempo que las de México bajaron un 6,6 por ciento para totalizar hoy 76.570 millones de dólares. Las reservas de estos tres países son el 11,13 por ciento de las reservas de todo el mundo. INDIA Y COREA GASTAN De acuerdo con las estadísticas de Bloomberg, las reservas inter- nacionales del planeta cerraron octubre en 6,88 billones de dóla- res, cifra que presenta una míni- ma variación (-0,6 por ciento) frene al dato de final de septiem- bre. Gran parte de esa suma se explica por las desacumulaciones realizadas por los bancos centra- les asiáticos y latinoamericanos. Entre ellos se destacan, los de India y Corea del Sur, que reduje- ron dicho ahorro en más de 11 por ciento tan solo en octubre. Estas dos economías manejan el 7,3 por ciento de las reservas mundiales, al sumar más de 460.000 millo- nes de dólares. En A. Latina, en ventas de reservas sobresalen Brasil y México. Si bien sus mone- das están entre las más devalua- das del mundo emergente en lo corrido del 2008, no ocupan el primer lugar en este aspecto, pues son la corona de Islandia y el Rand Surafricano los que más han perdido terreno frente al dólar. Ahorro del país, en dólares y en deuda soberana Pese a la desacumulación de reserva internacional registrada en octubre, esos recursos se mantienen en niveles históricos y hoy son 12,7 por ciento superiores a los de un año atrás. Asimismo, según las estadísticas del Emisor este ahorro equivale actualmente a 1,48 veces las obligaciones por intereses y amortizaciones de la deuda externa para el año entrante, al 35 por ciento de los depósitos en el sistema financiero y al 13 por ciento del Producto Interno Bruto del país, que se calcula en 180.000 millones de dólares. Con ellas se podría pagar entre siete y nueve meses de importaciones, así como toda la deuda externa privada del país, que es de 16.000 millones de dólares. En la dirección del Emisor encargada de administrar las reservas explican que por su naturaleza estas solo pueden ser invertidas en activos de disponibilidad inmediata, como títulos de deuda de diferentes gobiernos, es decir, que buscan inversiones líquidas, pero que además tengan un bajo riesgo de no pago. Justamente, como consecuencia de la crisis financiera de Estados Unidos y algunos países de Europa, en el Banco de la República endurecieron los requisitos que deben cumplir los papeles en los que invierten las reservas, dado que antes la calificación mínima era A- y ahora es AA-. De igual manera, buscan inversiones rentables, pues las reservas son la principal fuente de las utilidades del Banco de la República, que luego son transferidas al Gobierno, aunque eso no ocurrirá este año. Del total de las reservas, el 94,2 por ciento está en el portafolio de inversiones y el resto en entidades como el Fondo Monetario Internacional, el Fondo Latinoamericano de Reservas (Flar) y en oro. Para determinar en qué divisas invertir, se replican los egresos por monedas de las importaciones y de los pagos de deuda externa y es por eso que el 85 por ciento está en dólares. Los títulos en los que se puede invertir son los emitidos por gobiernos de países industrializados y entidades patrocinadas por éstos (aquí está el 69 por ciento de las reservas), los de entidades supranacionales como el BID, el Banco Mundial y la CAF, los emitidos por bancos y empresas de países industrializados (y por ello había dinero en Lehman Brothers). 94,2 por ciento de las reservas está en el portafo- lio de inversiones y el resto en entidades como el FMI, el Flar y en oro. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido