Un respiro para Obama

La riesgosa operación ordenada por Barack Obama en Pakistán que se saldó con la muerte de Osama bin Laden, le brinda al presidente estadounidense enormes réditos políticos cuando se prepara para luchar por la reelección en el 2012.

POR:
mayo 04 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-04

La eliminación del cerebro de Al Qaeda, que no pudo concretar su predecesor George W. Bush, le brinda a Obama un capital político enorme y puede transformar percepciones y reafirmar su liderazgo y credenciales en seguridad nacional. Segundos después de conocerse la noticia de la muerte de Bin Laden en un exitoso asalto a su guarida fortificada, cientos de personas se congregaron frente a la Casa Blanca para celebrar, una inyección de moral para el equipo de Obama, que ha debido enfrentar en estos dos años una crisis tras otra. La muerte del hombre más buscado del mundo regala a Obama una oportunidad para reafirmar su autoridad, tanto a lo interno como frente a otros líderes del mundo. Pero las emociones cambiantes del electorado en la política actual, en medio de persistentes condiciones económicas adversas, no permiten dar por sentada la reelección de Obama el año entrante. La economía tradicionalmente tiene un peso decisivo en las elecciones estadounidenses. Sólo el 46 por ciento de los estadounidenses aprobaban el desempeño económico de Obama el mes pasado, según una encuesta de CBS/New York Times. No obstante, pase lo que pase en las elecciones de noviembre del 2012, Obama siempre será recordado como el líder estadounidense que eliminó a Bin Laden. El operativo en una localidad a 80 km al norte de la capital paquistaní de Islamabad con varios helicópteros y tropas, fue concebido durante una operación de inteligencia por meses. Si el asalto hubiera tenido un resultado diferente, Obama de seguro habría sido aplastado por una montaña de críticas. Todavía sigue en el recuerdo la operación para liberar rehenes en Irán que salió mal durante la presidencia de Jimmy Carter, quien no fue reelecto. La eliminación de Bin Laden echa por tierra una de las armas republicanas para las elecciones del 2012: caracterizar a Obama como un líder débil e indeciso que está constantemente pidiendo perdón a nombre de Estados Unidos. A los republicanos se le hará mucho más difícil ahora acusar a Obama de ser tímido frente al terrorismo. Los analistas también están a la expectativa de ver cómo la muerte de Bin Laden afectará la decisión de retirar las tropas de Afganistán. - La economía es lo importante Para los analistas, la economía es lo más importante para los estadounidenses. "Es obviamente una ganancia. Y será una buena semana para Obama", dijo Christopher Arterton, profesor de administración política de la Universidad George Washington. "Y luego, probablemente la semana próxima, volveremos al déficit y la crisis de presupuesto y las cosas seguirán adelante". Andy Smith, profesor de ciencias políticas de la Universidad de New Hampshire, afirmó que subirán los índices de aprobación pero por poco tiempo.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido