¿Está resuelta la crisis de deuda en Europa?

En las últimas semanas se ha publicado amplia información sobre las recientes medidas que adoptó el Eurogrupo para controlar la propagación de la crisis de deuda.

POR:
julio 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-07-29

No obstante, aún es poco lo que se conoce sobre el impacto de dichas medidas sobre el perfil de vencimientos de Grecia y sobre la trayectoria de la deuda en las demás economías periféricas. Para esto Investigaciones Económicas (IE) realizó un sencillo ejercicio de sostenibilidad de deuda. Cabe recordar que la trayectoria de deuda es sostenible cuando el PIB nominal crece por encima del costo de financiación de la deuda; o cuando el país está en capacidad de generar un superávit primario suficiente para compensar un descalce en la relación mencionada previamente. Del ejercicio realizado se encontraron varios resultados interesantes. Primero, de lograr un canje exitoso y el cumplimiento de las metas fiscales, Grecia tendría una trayectoria sostenible de deuda. En efecto, con la tasa prevista en el plan de "reperfilamiento", el costo de financiación se reduciría desde 23,3% hasta 7%, por debajo del umbral de sostenibilidad de 7,1% (tasa máxima que podría pagar). Segundo, a pesar de lo anterior, la situación de otros países periféricos no es alentadora. Con las tasas actuales, la trayectoria de deuda de Irlanda y Portugal es explosiva. Irlanda paga por su deuda una tasa promedio de 14,9% y tiene un umbral de sostenibilidad de 8,3%. Para Portugal estas tasas son de 15,1% y 5,3% respectivamente. Debido a lo anterior, estos dos países podrían verse obligados a solicitar un nuevo crédito al Fondo Europeo de Estabilización Financiera y no se descarta que un mecanismo de canje similar al de Grecia deba implementarse. Tercero, el Eurogrupo debería ampliar al tamaño este Fondo para evitar una propagación de la crisis hacia España. Actualmente, el costo de financiación de este país bordea el umbral de sostenibilidad, 4,7% vs. 5,7%. Por lo pronto, Italia es un caso diferente, pues el costo de financiación se encuentra lejos del umbral de sostenibilidad, 4,6% vs. 6,5%. En medio de este escenario, el comportamiento errático de los mercados debería continuar hasta que el Eurogrupo adopte nuevas medidas para garantizar un cambio en el perfil de deuda de los otros países periféricos que aún enfrentan problemas de sostenibilidad. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido