Resumen del comportamiento de la economía colombiana este año; ni el Gobierno estaba optimista

Sin embargo, la cifra es inferior al promedio de América Latina, que se ubica en 6 por ciento.

POR:
diciembre 20 de 2010 - 02:08 a.m.
2010-12-20

Aunque la emergencia invernal podría aguar el desempeño de la economía en el 2010, el país no solamente salió bien librado este año de la amenaza generada por la crisis de las naciones ricas, sino que el crecimiento podría ser casi el doble (4 por ciento) de lo que habían previsto muchos analistas (entre 2 y 2,5 por ciento). Hay consenso en que el cierre de la primera década del Siglo XXI fue bueno para la economía colombiana, a pesar de haber sido un año de elecciones.

El cambio de mando

Luego de los escándalos y los cuestionamientos en los que se vieron involucrados varios de sus antecesores, el equipo económico del nuevo Gobierno sorprendió a los analistas. Es más, ninguno de sus integrantes recibió observaciones al momento de su nombramiento.

Esta nómina, que muchos consideran de primera línea, recibió un país con avances en la recuperación del sector productivo, pero con dificultades en el frente económico. Alto desempleo, atrasos en la ejecución de obras de infraestructura, revaluación del peso, problemas en las relaciones diplomáticas con los países vecinos.

Sin embargo, el país ya había entrado en la era del crecimiento de las exportaciones y de la inversión extranjera.

El relevo ministerial le dio un respiro a la economía y a la confianza de los inversionistas, lo que ha servido para cerrar el 2010 con cifras positivas en la mayoría de los sectores.

A ello se suma la labor desarrollada por el nuevo Congreso de la República, que acompañó las iniciativas del Gobierno.

Ahora, con las reformas planteadas por el Gobierno, ya aprobadas, el equipo económico deberá consolidar su prestigio.

Un año entre elecciones y arranque de locomotoras

El remate del pasado Gobierno estuvo opacado por un proceso electoral intenso en política.

Por tratarse de un año electoral con relevo presidencial, el 2010 se partió en dos. Los primeros seis meses estuvieron acompañados de un proceso político de gran intensidad, en el que el gasto del Gobierno estuvo siempre en el ojo del huracán.

Sin embargo, una vez elegido el nuevo Presidente de la República, comenzaron a tomar fuerza las reformas prometidas en la campaña. Todas ellas están orientadas a poner en marcha las locomotoras que impulsarán la economía.

Sólo unos pocos de los 32 proyectos presentados por el Gobierno al Congreso quedaron pendientes. La coalición de Unidad Nacional funcionó en el Legislativo. Las principales reformas fueron: sostenibilidad fiscal y regalías. Ambas pasaron en primera vuelta y se alistan para empezar la segunda en marzo del 2011, en la próxima legislatura.

 La reforma tributaria y ley de empleo quedaron aprobadas y sólo están pendientes de la firma presidencial. La reforma a la salud, pese al alto volumen de artículos, 145, también fue evacuada. Quedó sin concluir la polémica ley de víctimas y restitución de tierras.

La inflación se mantuvo siempre bajo control

Tras batir en el 2009 el récord de variación del 2 por ciento, durante el 2010 los precios de los productos de la canasta familiar se mantuvieron controlados. Entre enero y noviembre el índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,51 por ciento y, según la encuesta de expectativas de diciembre que hace el Banco de la República, los agentes financieros esperan que los precios suban 0,25 por ciento, para un total en el año de 2,75 por ciento, por debajo del meta del 3 por ciento establecida por el Emisor para todo el año.

El PIB sorprendió hasta a los más optimistas

Después de dos años lentos para la economía, en las cuentas de nadie figuraba que el 2010 sería mucho mejor y que iba a consolidar la recuperación del país. Tanto así que, a comienzos de este año, las proyecciones más optimistas frente al crecimiento del PIB hablaban de un 3 por ciento.

Pero al conocerse los datos del primer trimestre, esa expectativa moderada se convirtió en optimismo, pues la economía creció un 4,2 por ciento y entre mayo y junio creció 4,5 por ciento.

El empleo se rajó, aunque al final mostró mejoría

El año que termina no fue bueno para el empleo. La desocupación sigue por encima de dos dígitos y la única esperanza es que ya comenzó a mostrar una leve mejoría. Las perspectivas son positivas, pues el Gobierno tiene como objetivo que al 2014 el desempleo esté por debajo de 10 por ciento (en octubre pasado terminó en 10,2 por ciento), para lo cual se ha propuesto crear 2,5 millones de empleos y formalizar otros 500.000 mediante el impulso a las que ha llamado cinco locomotoras: vivienda, infraestructura, minería, agro e innovación.

Confirmado auge minero-energético

Con una oferta por día de un millón de barriles de crudo equivalente (petróleo y gas), el país logró cumplir las metas fijadas en materia de hidrocarburos para el 2010.

Superó todas las expectativas, ávida cuenta de un exitoso modelo para atraer inversionistas que fue implementado en los últimos cinco años y con el que ya se logró la adjudicación de 300 contratos para la exploración y producción de crudo.

En minería, las expectativas se mantienen, pero aún están por despegar proyectos cuyo cronograma se ha modificado por no contar aún con los permisos respectivos. Greystar en Santander y Anglo Gold Ashanti en el Tolima son ejemplo de ello.

Restablecidas las relaciones con Venezuela y Ecuador

La normalidad en las relaciones de Colombia con Ecuador y Venezuela fue quizás uno de los cambios más fuertes registrados con la llegada del nuevo Gobierno.

Sin embargo, en la práctica, en el caso de Venezuela, no necesariamente se ha reflejado en un aumento del comercio con ese país. Y todo indica que tampoco lo será en el corto plazo.

En lo que tiene que ver con Ecuador, las cifras indican que la situación es diferente.

Las restricciones comerciales que Ecuador le impuso a Colombia sucedieron 40 días antes del caso Reyes y fueron iguales para todos los países, para lo cual argumentó problemas en su balanza de pagos. La facturación colombiana cayó menos de 250 millones de dólares en el 2009 y este año superará el mejor registro: 1.500 millones en el 2008.

La recuperación también llegó para el comercio exterior

Después del bajón del comercio exterior en el 2009, por la crisis económica internacional y los problemas con Venezuela, las ventas al exterior de Colombia se recuperaron este año y es posible que, por lo menos para el caso de las exportaciones, llegue a los niveles alcanzados en el 2008.

La recuperación de la economía mundial y la demanda China jalonaron las compras internacionales, lo que se ha reflejado en el aumento significativo de la facturación colombiana de petróleo y sus derivados, carbón y ferroníquel, incluso de una mejoría en las cotizaciones externas del café.

También se abrieron nuevos destinos, frente a las complicaciones con Venezuela.

Las importaciones también mejoraron su desempeño debido a la reactivación de la producción industrial colombiana, lo que se evidencia con el renglón de calderas, máquinas y partes, que con 4.752 millones de dólares es el de mayor peso en el total de las compras.

El mercado accionario rompió récord

La Bolsa de Valores de Colombia (BVC) sorprendió este año con las valoriozaciones de las empresas inscritas. El promedio va en 35%.

El índice general de la Bolsa de Valores de Colombia completa una valorización de 32,5 por ciento hasta el viernes y la gran mayoría de acciones han subido por encima de esa cifra.

Pero las buenas noticias del mercado accionario no fueron sólo las alzas. Este año, la BVC firmó la integración con las bolsas de Perú y Chile, con lo cual se amplía el abanico de opciones para invertir a más de 500 emisores y, además, las acciones colombianas pueden llegar a más inversionistas.

También se puso en marcha el Mercado Global Colombiano, en el cual se pueden negociar títulos del exterior, y el cual ya cuenta con 21 acciones.

Las movidas de la banca estuvieron a la orden del día

El sector financiero tuvo en el 2010 muchas movidas, que fueron lideradas por la compra del grupo BAC Credomatic de Centroamérica por parte del Banco de Bogotá.

Davivienda inscribió sus acciones en la Bolsa de Valores y Mercantil Colpatria, compró a AFP Colfondos. También se destacó la compra del banco Royal Bank of Scotland (RBS) por parte del Scotiabank de Canadá.

También se anunció la conversión en banco de las compañías de financiamiento Finandina, Falabella y Pichincha. 

Los resultados de Ecopetrol continúan imparables

La reciente historia petrolera del país ha dado para recuperar el rezago en hidrocarburos y es de esperarse un aumento importante en las reservas al 2010, con lo que se sigue alargando la autosuficiencia en materia de hidrocarburos.

En el éxito alcanzado, Ecopetrol jugó un papel relevante, acorde con las expectativas que se tenían bajo un modelo de gerenciamiento que se ha caracterizado por ser independiente de las decisiones políticas, dando cabida a lineamientos estratégicos que garanticen su rentabilidad.

De acuerdo con el presidente de la compañía, Javier Gutiérrez, las metas trazadas para este año implicaban una producción promedio de 615.000 barriles por día. Las cifras de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), con corte a noviembre, mostraron que la petrolera ya alcanzaba los 736.000 barriles de crudo por día. También se destaca un plan para terminar la perforación de 23 pozos y cumplir con la adquisición de cerca de 15.500 kilómetros de sísmica equivalente.

Ecopetrol también probó la presencia de hidrocarburos en Colombia en Río Zulia West-3, Quifa-6, Oripaya-1 y Mago-1, así como en Itauna-1, en Brasil.

La venta de a Aires a LAN: el negocio del sector aéreo

Después de haber cerrado el 2009 con una de las movidas más importantes de la región, protagonizado por Avianca y su alianza con la salvadoreña Taca, LAN Chile respondió en el 2010 con la compra de la aerolínea colombiana Aires.

Y hubo más. A mediados de este año, LAN Airlines anunció su alianza con la brasileña TAM, lo que convirtió a este nuevo grupo, Latam Airlines, en el más grande de la región. Tienen una facturación conjunta superior a los 8.000 millones de dólares y mueve 45 millones de pasajeros.

Para los analistas, esta última alianza da señales de que la batalla entre los dos grupos será por Colombia y Brasil.

Mientras tanto, Avianca-Taca ingresó a la red global de Star Alliance.

Ahora, el Congreso de la República aprobó un proyecto que le da vía libre a Santena para que se convierta en una sociedad por acciones.

En medio de estas movidas, los precios los tiquetes aéreos continúan en descenso.

Los países ricos no salen de su situación de crisis

Los planes de emergencia para salvar las economías de varios países, entre ellos Grecia e Irlanda, fueron el denominador común de la Unión Europea.

El impacto se sintió incluso en las economías latinoamericanas, que debido a la baja demanda en las naciones europeas disminuyeron sus ventas a ese mercado y afectaron sus ingresos.

Esta situación provocó la peor crisis del euro y elevó el desempleo a cifras insospechadas, especialmente en España, donde ronda el 20 por ciento.

El dólar no quiso subir

A pesar de los esfuerzos gubernamentales, el peso no se devaluó como se quería.

Pese a que este año el Banco de la República ha comprado 15 veces más dólares que el año pasado, no ha podido evitar que en promedio, la tasa de cambio esté en el 2010 más barata de lo que estuvo en el 2009.

Con el precio vigente para hoy, la divisa estadounidense registra un valor promedio de 1.896,55 pesos, 11 por ciento menos que el del año pasado, y de hecho el más bajo desde el 2003, cuando comenzó la tendencia revaluacionista que vive el país. La meta de la devaluación es que se llegue a pagar 2.000 pesos por dólar.

La actividad agropecuaria prolonga su mala hora

El 2010 no fue un buen año para el sector agropecuario, en la medida que se incrementaron las importaciones de alimentos y no se notó un mayor crecimiento en las áreas sembradas, pese a los logros en materia de seguridad en las áreas rurales. Los únicos sectores que crecieron, de forma sostenida, fueron los de cultivos permanentes, como palma aceitera, reforestación y cacao.

La producción ganadera también se vio afectada seriamente por el cierre del mercado venezolano.

No prosperó la venta de Isagen ni de eléctricas

Aunque desde comienzo de año el Gobierno proyectó la venta de su participación en Isagen y en las electrificadoras, unas semanas antes de terminar la administración Uribe el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, anunció que cedería al nuevo Gobierno esta decisión.

El Gobierno del presidente Santos anunció entonces que por ahora esta operación no es una prioridad y sólo con las necesidades de plata por la emergencia invernal se volvió a contemplar el tema, pero la decisión no se tomó.

Café: buen precio, pero poca producción

Los cafeteros colombianos no pudieron aprovechar los buenos precios del grano registrados este año. La razón, la producción no llegó a los niveles esperados.

Durante casi todo el año, la cotización del grano estuvo por encima de los niveles históricos, pero el invierno ha diezmado las cosechas. Al cierre del 2010, la producción suma 7,7 millones de sacos y las exportaciones 6,6 millones. Es más, la expectativa para el próximo año no es la mejor, pues uno de los dirigentes del Comité de Cafeteros de Antioquia vaticinó que el invierno ha impedido las floraciones en los cultivos.

Estos factores han tenido nervioso al mercado mundial, y esa es la razón por la que los precios han permanecido durante casi todo el año por encima de los 2 dólares la libra.

Con marcas, el comercio hizo reaccionar la demanda

En medio de la franca recuperación de las ventas y los anuncios sobre la llegada de nuevas inversiones a Colombia con nuevas marcas y centros comerciales, el comercio fue protagonista de la economía en el 2010.

La cadena chilena La Polar hizo su arribo al país con una primera tienda en el centro comercial Centro Mayor, al sur de Bogotá, tras una inversión de 25 millones de dólares.

La, también chilena, Casa & Ideas, igualmente se apresta abrir dos locales en los centros comerciales Santa Fé y Atlantis.

En el caso de comidas rápidas, el país también vio la llegada de reconocidas marcas, como Papa John's, especializada en pizza, y Taco Bell, en comida mexicana.

Siga bajando para encontrar más contenido