La resurrección del Ecaes

Al final de la legislatura se aprobó la ley que quita al Icfes las funciones de fomento de la educación superior para encargarle sólo la evaluación educativa, de modo que el aporte del 2 por ciento que las universidades hacían al Icfes será entregado al Ministerio para el fomento ‘en condiciones de equidad’.

POR:
julio 08 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-08

El Ecaes, cuya presentación era voluntaria, será obligatorio y será requisito de grado. Así podrían eliminarse las quejas, porque supuestamente algunas universidades preseleccionaban a los mejores alumnos para presentar la prueba, introduciendo una distorsión en la comparación de los resultados frente a las instituciones que inscribían a todos sus alumnos de último año. Ya se observa una tendencia creciente en las empresas e instituciones a utilizar los resultados del Ecaes, para seleccionar a sus nuevos profesionales, otorgamiento de becas y acceso a posgrados; y esto es sin duda alguna, un elemento positivo en el ingreso al mercado laboral. Además, ha permitido desmitificar las creencias que el marketing había creado acerca de la supuesta calidad de ciertos programas en determinadas universidades, lo cual no han sido corroborado por los resultados. El dominio notable de los egresados de las universidades públicas, los logros destacados de algunas universidades de provincia y el reconocimiento al esfuerzo de universidades privadas que han adoptado políticas de calidad, muestran hoy un panorama de valoración diferente al de hace un lustro. Por supuesto, que la prueba debe ser mejorada, pues se acerca más a un examen de conocimientos que de competencias, no permite la expresión escrita y su tamaño es excesivo. Al introducir una prueba genérica para optar al grado se puede solucionar el cuello de botella que se ha formado con los alumnos que no se gradúan por no escribir la monografía. Para resolverlo, muchas universidades otorgan el grado a quienes cursan un diplomado de alto costo, en lugar de exigir la presentación de exámenes preparatorios. Es positivo que exista un sistema de evaluación de la calidad educativa: el registro calificado de los programas, la acreditación institucional, las pruebas de primaria y los exámenes de estado a los bachilleres formarán con el Ecaes, un conjunto de instrumentos útiles para valorar la calidad de la educación. Habrá que evitar la tendencia de entregar el diseño de las pruebas a instituciones privadas, pues debe ser una función del Estado; y debe prevenirse la tendencia a elevar el costo de presentación de la prueba. En caso de cobrarse, el pago debe ser diferencial por nivel de ingreso. En otra ley aprobada al final de la legislatura se apoya el bilingüismo, el Icfes deberá realizar dos veces al año pruebas de inglés a un costo inferior al del mercado, el Ministerio de Educación tendrá que crear una Norma de Calidad sobre enseñanza del idioma y acreditar a las instituciones que enseñan inglés. Otra ley ordena a las universidades públicas abrir programas nocturnos (excepto en al área de la salud) y exige que se mantenga el mismo nivel de calidad de los programas diurnos. Se estima que con esta medida se elevará la cobertura educativa entre 20 y 30 por ciento, pero resta por ver si se asignan los recursos presupuestales que lo hagan posible. '' Al introducir una prueba genérica para optar al grado se puede solucionar el cuello de botella que se ha formado con los alumnos que no se gradúan por no escribir la monografía.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido