Otra reunión en Argentina para acabar con la huelga

Argentina reducirá los impuestos a las millonarias exportaciones de soya para sofocar el más grave conflicto agrario en la historia del país, aunque los agricultores pretenden mayores concesiones, revelaron fuentes gubernamentales y empresariales. Las partes se reunirán hoy de nuevo, para buscar una salida concretada al paro agrario.

POR:
mayo 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-22

El Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzará un programa que ponga límites a los altos niveles tributarios fijados para las ventas externas alimentarias y procurará firmar un entendimiento global con las más grandes corporaciones productivas. Pero las organizaciones agropecuarias mantienen a rajatabla su marcha hacia el más grande acto opositor al Gobierno peronista socialdemócrata en los últimos cinco años, que se realizará el domingo próximo en Rosario, sede del mayor polo exportador agrícola de la nación. “Aceptamos negociar los mercados a futuro. Puede fijarse un tope en el nivel de impuesto cuando el precio internacional de la soja supere los 600 dólares por tonelada”, dijo la fuente gubernamental. Hasta ahora rige el plan que desató la furia de los agricultores, según el cual si el precio supera los 600 dólares por tonelada, el Gobierno aplica una tasa creciente que llega a 95 por ciento, lo que fue considerado confiscatorio por el campo. “Hagan lo que tengan que hacer, porque si no vuelve la huelga”, amenazó al Gobierno Pedro Apaolaza, uno de los líderes agrarios. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido