Una revisión que se debe hacer

Tener al día los diagramas eléctricos de las casas es uno de los requisitos para salvar vidas.

POR:
mayo 15 de 2013 - 03:09 a.m.
2013-05-15

Una vez cada cinco años, como mínimo, es la recomendación que hacen los expertos a los hogares colombianos para que realicen un chequeo del estado de las instalaciones eléctricas de sus viviendas.

“El objetivo de esta revisión es constatar que todo esté en buen estado y apto para la cantidad de aparatos eléctricos que se utilicen. Si algún elemento requiere modificación o cambio, la persona encargada de dicha inspección les notificará a los habitantes lo que deben hacer”, dice César Adrián Burgos, vocero del Programa Casa Segura en Colombia.

Esa verificación a las redes internas comprende el alambrado, los empalmes, conexiones, interruptores, cintas y otros elementos, y debe ser realizadas por técnicos electricistas con matrícula profesional, avalada por el Ministerio de Minas y Energía, comenta Burgos.

Aunque este requisito debe cumplirse en todas las edificaciones, como una norma de protección, “en Colombia, por el momento, no es una medida obligatoria, como sí sucede con el gas natural”, comenta José Camilo Manzur, director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis).

Pese a esto, la entrada en vigencia del Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (Retie), a partir del primero de mayo del 2005, ha servido para que los circuitos eléctricos en el país hayan mejorado significativamente, advierten tanto en Asocodis como el Programa Casa Segura.

Campañas en marcha

No obstante al avance dado, “aún se cuenta con millones de viviendas y otras instalaciones que se consideran como riesgo para el usuario, principalmente aquellas que han sido construidas hace más de 20 años”, anota Burgos.

Por eso, las empresas del sector energético vienen promoviendo iniciativas para motivar a los ciudadanos a que realicen esta revisión, como es el caso de Electricaribe, que mediante la Fundación Electricaribe lideró el proceso de normalización eléctrica interna de 431 viviendas en Barranquilla, Santa Marta, Sincelejo, Cartagena, Maicao y en la región de La Mojana sucreña, con el propósito de tener hogares seguros.

“El proyecto incluyó la instalación de nuevas redes internas, tuberías, caja de breakers, entre otros elementos exigidos por el Retie”, comentó José García Sanleandro, gerente General de Electricaribe.

Enertolima ha adelantado también acciones de normalización de instalaciones eléctricas en cerca de 14.000 predios en promedio al año. Igualmente, el Grupo Social de la Electrificadora del Meta (Emsa) adelanta talleres educativos con la comunidad sobre las revisiones y cambios que deben hacer en las redes eléctricas de los hogares.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN

Toda infraestructura eléctrica debe estar protegida ante la ocurrencia de sobrecargas o cortocircuitos. Entre esos mecanismos que debe tener una edificación, para suspender el servicio de energía al presentarse un daño eléctrico, están los tacos, interruptores termomagnéticos, disyuntores, fusibles, entre otros. Por lo general, estos dispositivos deben ubicarse en tableros especiales, permitiendo un fácil acceso a ellos en caso de requerirse ser accionados. Igualmente, las personas deben tener al día los diagramas eléctricos de sus casas, instalar sistemas de puesta a tierra en su red y evitar el uso de extensiones para ampliar la capacidad eléctrica en el hogar; para ello es mejor instalar más tomacorrientes.

José M. Higuera

Redactor CEET

Siga bajando para encontrar más contenido