Revolución ganadera, con problemas ambientales

Revolución ganadera, con problemas ambientales

POR:
abril 23 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-23

El hato se triplicó en apenas 3 décadas. Colombia, supera a Australia y se ubica sexta en la producción de ganado vacuno.

GERMAN DUQUE
Especial para PORTAFOLIO
Miami . Paralelo a su sustancial contribución al suministro de alimentos, la industria ganadera carga asimismo con la responsabilidad de haberse convertido en la mayor fuente de contaminación ambiental a nivel mundial.
El sector ganadero tiene un impacto múltiple sobre suelos, aguas y aire. Las 1.700 millones de cabezas, que integran el hato mundial en la actualidad, aportan un tercio de la proteína, que consume el mundo, en conjunto con la carne de cerdo y aves de corral.
El hato ganadero se triplico en sólo tres décadas, constituyendo una verdadera 'revolución', según lo revela el más completo estudio elaborado hasta la fecha, por la Universidad de Stanford, en California, en asocio con la FAO.
Simultáneamente con el crecimiento de la población vacuna, que pasó a ocupar un cuarto de la superficie de la Tierra, las áreas de pastos y cultivos necesarias para alimentar el ganado, han llegado a copar un tercio de los suelos arables del planeta. El lío mayor, explica el informe, es que el ganado sólo aprovecha un tercio de los grandes volúmenes de alimentos que consume, devolviendo el resto como desecho contaminante, al medio ambiente. A lo que se agrega la degradación de suelos y bosques.
La contaminación de los excrementos de las vacas, en su contenido de fósforo, es entre 7 y 9 veces superior al que emite toda la población mundial de seres humanos. En esta materia, países como China, India, E.U. y Dinamarca baten todas las marcas. En este último, hay más cerdos que gente, según el informe.
En resumen, los hatos generan más gases invernadero que el resto de actividades industriales, al tiempo que tienen una alta dependencia de fertilizantes, pesticidas y combustibles fósiles, también contaminantes. Una vaca produce 20 veces más gases destructores de la capa de ozono, que un carro, según la Agencia Ambiental de Estados Unidos.
El profesor Harold Mooney, director de la investigación, señala que lo que es bueno como aporte nutritivo para millones de pobres, se torna en un factor negativo para otros segmentos de población por el exceso de consumo de carne, leche y huevos, y sus efectos relacionados con los problemas de corazón, cáncer y enfermedades crónicas.
Afirma en tal sentido que se hace necesario un cambio radical en las prácticas de la actividad, en todos sus componentes. La gente difícilmente se pone a pensar cuántos recursos se han gastado y lo que implica ambientalmente colocar un pedazo de jamón en el plato del desayuno, anotó.
PRODUCCIÓN Y HATO GANADERO
La producción de carnes, -de res, cerdo y pollo-, pasó de 218 millones a 237 millones de toneladas métricas, en los últimos 5 años, a nivel mundial, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. De estas últimas, 102 millones corresponden a carne de cerdo, 79 millones a carne de pollo y 56 millones a carne de vacuno.

El 'ranking' de las vacas

India encabeza el hato mundial con un total de 281 millones de cabezas de ganado; le sigue Brasil, con 185 millones de reses y 35 millones de cerdos; China posee 104 millones de cabezas de ganado y un total de 462 millones de cerdos; sigue Estados Unidos, con 93 millones de cabezas de ganado y 115 millones de cerdos; la Unión Europea, con 88 millones de vacas y 256 millones de cerdos; Argentina, con 50 millones; Colombia -que desplazó a Australia en el último quinquenio- figura con 30 millones y Australia, con 27 millones de cabezas de ganado, según los estimativos para el 2010.
 

Siga bajando para encontrar más contenido