Rey de Arabia reserva todo un piso de hospital para recuperarse

Abdalá bin Abdelaziz, de 86 años, fue intervenido el pasado 24 de noviembre y apartó toda la planta

POR:
diciembre 02 de 2010 - 05:06 a.m.
2010-12-02

El rey Abdalá, de Arabia Saudí, dispone de toda una planta en el hospital neoyorquino Presbyterian Weill Cornell Medical Center, para recuperarse de la operación quirúrgica a la que fue recientemente sometido, indicó ayer el diario New York Post.


Abdalá bin Abdelaziz, de 86 años, fue intervenido el pasado 24 de noviembre por médicos neoyorquinos de una afección de hernia discal y de un coágulo causado por ella.


Su estancia "en la planta VIP" de la clínica y su entera ocupación por parte del monarca saudí ha causado protestas de algunos pacientes, informa el diario, que señala que ello "ha forzado a que otros pacientes no puedan reservar en la planta más exclusiva del hospital para recibir sus tratamientos médicos".


"El Rey se ha quedado con toda la planta de tratamiento más exclusiva y ha reservado todas las habitaciones, de las cuales muchas están vacías y no las necesitan, sólo para proteger su privacidad", indicó al diario una de las familias afectadas.
Asimismo, indica que hay pacientes que "se quejan de que han sido trasladados a otras áreas del hospital, pese a que hay unas cuantas habitaciones VIP vacías, y ellos no pueden ocuparlas porque han sido reservadas para el rey de Arabia Saudí".


El diario agrega que la seguridad que rodea ese centro médico neoyorquino "es visible desde dentro y afuera del hospital", al tiempo que cita a una fuente relacionada con la seguridad recordando que el rey Abdalá "es un generoso donante del hospital", que ya visitó a principios de noviembre para prepararse para esa cirugía.


El rey saudí ha aparecido también estos días en la prensa en relación a las filtraciones de cables diplomáticos hecha por WikiLeaks ya que, según esas informaciones, repetidamente pidió a Estados Unidos que "cortara la cabeza de la serpiente", en referencia a Irán y su programa nuclear.

Abdalá llegó hace una semana a Nueva York con un séquito que llenó tres vuelos chárter y que abandonó el aeropuerto John F. Kennedy de la ciudad en un convoy formado por 40 vehículos, "de los que 20 únicamente llevaban equipaje", recuerda el diario.
El rotativo neoyorquino cita también a una portavoz del hospital que señaló que el rey saudí seguía siendo paciente en el Presbyterian, pero declinó dar más detalles sobre la situación del monarca.

Algunos datos del rey


Siga bajando para encontrar más contenido