Por qué los ricos no pagan impuestos

BID reveló un estudio América Latina que refleja que el cobro de impuestos es sometido a influencias políticas.

Archivo Portafolio.co

Impuestos

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 11 de 2011 - 04:11 p.m.
2011-12-11

El recaudo en Colombia durante el 2009, por impuesto de renta, ascendió a 19,8 billones de pesos, de los cuales 3,7 billones fueron aportados por 1,2 millones de personas jurídicas, mientras que 295 empresas pagaron el resto: 16,1 billones de pesos.

Esas son las cifras divulgadas recientemente por la Dian en el informe ‘La realidad del recaudo colombiano’, teniendo en cuenta que los datos del 2010 aún están en proceso de validación.

Tales resultados coinciden con el estudio ‘¿Por qué los ricos no pagan el impuesto de renta?, realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con el propósito de establecer las razones por las cuales el recaudo uno de los gravámenes más importantes para la generación de ingresos al Estado, sigue siendo tan bajo en todos los países del mundo.

Colombia tiene 46 millones de habitantes 1’111.149 hacen declaración de renta, pero sólo 104.630 son declarantes contribuyentes obligados, de acuerdo con datos de la Dian.

Esta situación en el país, al igual que en toda América Latina, según lo hallado por el BID, se debe en gran medida a la misma legislación tributaria, que promueve la inequidad para el pago de esta obligación.

“Las élites ricas de cada país tienen una influencia política desproporcionada. Los partidos políticos mayoritarios están alineados con esa elite, lo que lleva a que puedan bloquear intentos legislativos para introducir impuestos progresivos (que a mayor riqueza más pago de impuestos)”.

El organismo de la banca multilateral utilizó una muestra de 50 países (entre ellos 17 de América Latina), para llegar a estas conclusiones que explican por qué, mientras la recaudación de impuestos en general ha ido en aumento en los últimos años en toda América Latina, el impuesto sobre la renta sigue inferior al promedio internacional. “En América Latina, el promedio de recaudo del impuesto de renta está en 5 puntos del Producto Interno Bruto, por debajo de lo que se esperaría, dado su nivel de desarrollo económico”, indica el estudio.

En Colombia, a comienzos de los 90, este tributo aportaba sólo 3,5 por ciento del PIB, cifra que cambió en el 2010, cuando representó un 5,1 por ciento.

Además del factor político que no deja crecer el imporrenta, en Colombia se le agrega otro elemento: la evasión. Así lo sostiene el ex director de la Dian, Horacio Ayala.

“Por una parte, es evidente la influencia de la clase empresarial sobre las decisiones del Congreso y además, la redacción de las normas deja muchos espacios para la interpretación, que se traducen en elusión y evasión. En materia tributaria puede afirmarse que no existe una política propiamente como tal; las decisiones se toman de acuerdo con los gustos del Gobierno y el Congreso de turno”.

Por cuenta de la evasión, según datos recientes de la Dian, el país estaría dejando de percibir 20 billones de pesos.

Nadie paga la tarifa total establecida del imporrenta 

Un estudio reciente de la firma especializada en investigación tributaria KPMG también va en la misma dirección de la investigación realizada por el BID.  Según KPMG, en el caso colombiano la tarifa nominal del impuesto de renta en la actualidad es del 33 por ciento, sin embargo, el pago real, para ingresos superiores a 200 millones de pesos, es sólo del 14 por ciento y del 24 por ciento para quienes tienen ganancias por encima de 600 millones de pesos. Diversas instituciones de investigación económica en el país han venido poniendo sobre el tapete la situación que impacta los ingresos tributarios y fomenta la inequidad, pues el impuesto de renta, que precisamente grava la riqueza, es uno de los que más deducciones tiene.

Por ejemplo: hay excepciones para créditos obtenidos por las instituciones financieras, y deducciones por pagos a la casa matriz por gastos de administración o dirección, adquisición de intangibles, etc.

Siga bajando para encontrar más contenido