Ropa con fragancia, que combate el mal olor, llegó al país a través de Colombiatex

Camisetas con fragancia de aloe vera, algas o miel, tejidos anticelulitis, prendas que repelen el mal olor corporal y jeans resistentes al fuego y al agua fueron algunas de las propuestas del evento.

POR:
enero 29 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-29

Para captar la atención de los miles de visitantes que a diario se pasearon esta semana por la feria de la moda que acogió la ciudad de Medellín, los cerca de 450 expositores se las ingeniaron para mostrar novedosas creaciones, que incluyeron reclamos que rozan las más osadas novelas de Julio Verne. 

En Colombiatex, los visitantes cataron los olores de las prendas que, a simple vista, podrían pasar desapercibidas entre las muchas otras expuestas. Y no es que hayan perdido el juicio, sólo están comprobando la nueva línea de Protela, una empresa brasileña que, aplicando microcápsulas a sus prendas, ha logrado que desprendan fragancias de algas marinas, aloe vera o miel, con efectos antibacteriales para la piel. 

Así se evita la aparición de hongos o bacterias en ropa interior o deportiva y logra un beneficio para la salud corporal, explicó una de las representantes de Protela.  En general, el bienestar del cuerpo lidera las propuestas brasileñas en Medellín, como en el caso también de Rhodia, firma que ha modificado el hilo de nailon para que al entrar en contacto con la piel aumente la microcirculación y elasticidad de la dermis humana. 

El resultado, según su directora de mercadotecnia, Elisabeth Haidar, es evitar la aparición de celulitis y disminuir la fatiga muscular durante el ejercicio físico.  "Son hilos inteligentes, que hablan con el cuerpo", señaló Haidar. 

En otros casos reducen la exposición a los rayos solares o protegen contra el mal olor de la transpiración al controlar las bacterias de la piel durante largos periodos en los que la persona no pueda asearse.  Esto se demostró durante el reciente Rally Dakar, en el que algunos participantes probaron dichas prendas sin tomar un baño durante los veinte días de competición. 

También hay ropa funcional al servicio de necesidades extremas, como la resina que Marithé Francois Girbaud aplica a las telas de Coltejer para lograr que unos modernos jeans sean totalmente impermeables. 

Es por ello que, pese a los infructuosos intentos de muchos visitantes, armados hasta los dientes de pistolitas de agua, los pantalones tejanos permanecen secos en todo momento, repeliendo los chorros que les disparan a discreción, sin compasión y sin éxito.  O ropa contra los elementos, incluido el más temido de ellos, el fuego, para el que Carolina Performance Fabrics propone unos jeans que harían sentir impotente al más pirómano maníaco. 

Ataviado con un guante en tejido tejano, Julio Preciado, gerente general para Suramérica de Carolina Performance Fábrics, encendió un mechero sobre la tela que enfundaba su mano, sin que ello supusiera quemaduras de grado alguno. 

Con una sonrisa de soslayo ante tal magistral truco, Preciado detalló que su empresa ha logrado modificar las moléculas de algodón para conseguir "blue jeans ignífugos", que crean una tela retardante a las llamas, idea que seguramente logrará evitar más de una quemadura discotequera de cigarrillo en nuestras prendas preferidas. Inventos todos que no cambiarán el mundo, pero que permiten que muchos visitantes se marchen de Colombiatex con el estupor de un niño recién salido del circo, o al menos con la idea de que, en textiles, no todo estaba creado.

Siga bajando para encontrar más contenido