Las ruinas de un balneario nazi se convertirán el próximo año en un complejo turístico juvenil

Las ruinas del balneario que Adolfo Hitler mandó construir en la isla de Rügen, a orillas del Báltico, para que la clase obrera pudiera disfrutar de vacaciones en la playa, resucitarán como albergue juvenil y complejo hotelero.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

El alcalde de Binz, Horst Schaumann, quiere “devolver la vida al complejo de hormigón de Prora” y cuenta con que las grúas comiencen a trabajar en el segundo trimestre del año próximo, una vez que se aprueben los planes urbanísticos. Esta hilera de edificios de casi 5 kilómetros de longitud, conocido popularmente como el ‘coloso de Rügen’, fruto de los delirios megalómanos del Tercer Reich, ha visto fracasar sus planes una y otra vez, ante la falta de inversionistas, explicó Schaumann. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, la organización nacionalsocialista Kraft durch Freude, que en español viene a ser Fuerza a través de la alegría, tuvo que abandonar los sueños de piscinas y teatros al aire libre para 20.000 veraneantes. Hace 18 años, con la reunificación nacional, el gobierno alemán buscó desesperadamente inversores que impidieran su progresivo deterioro. Se respetará “el plan de 3.000 camas para jóvenes y familias con hijos”, explicó el alcalde, siempre y cuando los inversores reciban luz verde de los bancos. EFEWILABR

Siga bajando para encontrar más contenido