Otro rumbo a prevención de VIH

La circuncisión, los microbicidas y los geles bloqueadores podrían transformar los esfuerzos de prevención de contagio del VIH, una estrategia que actualmente depende casi exclusivamente del condón, indicaron expertos en la conferencia internacional sobre sida de la ONU que se realiza en Toronto (Canadá).

POR:
agosto 16 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-16

Estas y otras armas podrían en menos de cinco años revolucionar el combate a la propagación del virus de inmunodeficiencia humano (VIH), pero sólo si primero superan una serie de obstáculos, advirtió un informe presentado en la máxima instancia mundial sobre la enfermedad, que se desarrolla en Toronto y que este año cuenta con un récord histórico de asistencias. “En muy poco tiempo podríamos tener nuevas y altamente eficaces formas de prevenir muchos de los cuatro millones de contagios que ocurren anualmente”, declaró el martes Helene Gayle, codirectora del Grupo Mundial de Trabajo en la Prevención del VIH, un equipo de 50 destacados especialistas autores del estudio. “Pero esas herramientas tendrán muy bajo impacto en el mundo real si no se toman medidas inmediatas para completar las pruebas en curso, realizar nuevos ensayos clínicos y llegar a la gente más necesitada”, agregó. El estudio, titulado ‘Nuevos enfoques sobre la prevención del VIH: acelerar la investigación y asegurar el acceso a futuro’, subrayó el trágico fracaso de los intentos para frenar el avance del sida, que apareció 25 años atrás y lleva cobradas 25 millones de vidas. Cerca de 39 millones de personas en todo el mundo viven con la enfermedad o tienen el virus que la causa, VIH. En 2005 se registraron 4,1 millones de nuevos contagios y murieron 2,8 millones. Actualmente no existe cura para el sida, sólo tratamientos con medicinas antirretrovirales para reducir los niveles del VIH a niveles manejables. La búsqueda de una vacuna no ha dado aún resultados. Eso deja la prevención casi enteramente en manos del uso del preservativo o de la abstinencia sexual, dos métodos que impiden a los responsables del combate al sida controlar el alcance de su uso, especialmente en culturas de predominio masculino. El grupo de trabajo, que está respaldado por el matrimonio Bill y Melinda Gates, destacó nuevos métodos de prevención: la circuncisión, los diafragmas intrauterinos, la administración preventiva de antirretrovirales, los cuidados contra el contagio de herpes, y los microbicidas. Cinco prometedoras fórmulas están actualmente siendo ensayadas en humanos. Una de ellas es una fórmula llamada Carraguard, cuyos ensayos terminan en diciembre de 2007. Si funciona, estaría disponible a partir de 2009; una vacuna preventiva, un objetivo a más largo plazo dadas las constantes mutaciones del virus. Para todos es necesario mucho dinero, para investigación, desarrollo y entrenamiento de los trabajadores de la salud en países en desarrollo. Y uno de los riesgos es que estas herramientas preventivas, parcialmente efectivas, puedan llevar a que algunos bajen la guardia y vuelvan a comportamientos sexuales de alto riesgo. De acuerdo con datos de la agencia de Naciones Unidas para combatir la enfermedad (Unaids), el sida ha matado a 25 millones de personas desde que surgió hace 25 años. El año pasado mató a 2,8 millones de personas y 4,1 millones se infectaron con VIH. Agencias

Siga bajando para encontrar más contenido