En Rusia, una sociedad petrolera evoca la guerra fría

BP enfrenta una dura batalla para evitar que sus socios reemplacen al presidente ejecutivo de la empresa conjunta TNK-BP

POR:
julio 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-25

Robert Dudley es el presidente ejecutivo de la rusa TNK-BP Ltd., la tercera mayor petrolera de Rusia. Sin embargo, hoy en día, TNKBP parece más un país al borde de un golpe de estado que una empresa.

El jueves, Dudley abandonó Rusia después de lo que describió como "un continuo acoso a la compañía y a mí", lo que marca una derrota clave para BP en su batalla con sus socios rusos por el control de la empresa.

Dudley se fue a un lugar que no fue revelado después de que las autoridades rusas se negaran a otorgarle una nueva visa de trabajo. Su retiro podría dar lugar a que BP pierda el control de la compañía que representa un cuarto de su producción de petróleo y el 19% de sus reservas.

Dudley, un veterano de la industria petrolera estadounidense, se ha convertido en el foco de un amargo confl icto entre BP PLC y sus socios, un grupo de magnates rusos, sobre el futuro de su sociedad conjunta. En vez de debates sobre toma de decisiones en la junta directiva, esta batalla es lo que muchos al interior de la compañía llaman "guerra de trincheras". Tanto Dudley y sus colaboradores en la gerencia, como los accionistas rusos que han pedido su salida, maniobran constantemente para obtener más infl uencia sobre decisiones corporativas clave.

"Paso mucho tiempo en reuniones en el balcón de mi ofi cina", dijo Dudley en una entrevista lejos de la sede central de TNK-BP antes de su retiro. El ejecutivo y varios colegas dijeron que cargan varios teléfonos celulares y escriben palabras clave en papel durante sus conversaciones en un esfuerzo por evitar que los espíen.

Una red informal de aliados en todo TNK-BP le ha ayudado proporcionando inteligencia, dicen fuentes al tanto, avisando con tiempo de ataques como la demanda interpuesta recientemente por un grupo de empleados en contra de Dudley en un tribunal de Moscú.

Las reuniones semanales de la cúpula gerencial, que siempre fueron tensas, no se han llevado a cabo desde que el confl icto subió de tono en los últimos meses. En cambio, las decisiones operativas son tomadas a través de papeletas circuladas entre los principales gerentes, dicen funcionarios de la empresa.

Dudley ha ignorado las críticas de los accionistas rusos sobre su trabajo al frente de la empresa desde que fue creada en 2003. En sus primeros cinco años, TNK-BP entregó los mayores retornos entre las petroleras rusas, pagando más de US$18.000 millones en dividendos, según BP.

"No es algo personal, no puede ser el desempeño, es el rol, los pesos y contrapesos" entre los intereses de los accionistas, dijo Dudley. Cuando TNK-BP fue creada, BP y sus socios, liderados por Mikhail Fridman de Alfa Group, Len Blavatnik de Access Industries y Viktor Vekselberg de Renova, negociaron un delicado sistema para compartir el poder en la cúpula para asegurar que ninguna parte pudiera imponer su voluntad sobre la compañía. Crearon una compleja estructura limitando no sólo la autoridad del presidente ejecutivo, sino la de los accionistas rusos en la gerencia, Vekselberg y su socio en Alfa, German Khan. Los accionistas rusos dicen que Dudley, un ex ejecutivo de BP, consistentemente ha favorecido los intereses de su antiguo empleador y no ha hecho lo sufi ciente para aumentar el valor de TNK-BP. "Cree que trabaja en BP," dijo Fridman en una entrevista reciente "Ese es el mayor problema".

Fridman, presidente de la junta de Alfa Group y el mayor accionista individual en TNK-BP, se ha convertido en la cara pública del consorcio de accionistas rusos AAR.

BP defi ende a ultranza a Dudley y ha bloqueado los intentos de los accionistas rusos de retirarlo del cargo. Pero ahora parece que esto no sería sufi ciente. Las autoridades rusas le negaron a Dudley una nueva visa de trabajo debido a una disputa entre los accionistas sobre si su contrato es válido. Vekselberg dijo en una carta a las autoridades de inmigración que el contrato de Dudley expiró a fi nales del año pasado.

BP dice que su contrato fue renovado automáticamente después del 31 de diciembre. Hasta el momento, las autoridades han coincidido con los accionistas rusos. Cerca de otros 20 empleados extranjeros están a punto de salir de Rusia debido a que Khan y Vekselberg negaron la petición de Dudley de pedir permisos de trabajo para ellos.

BP informó que planea continuar su lucha. "Vamos a defender nuestros derechos con todas las herramientas legales disponibles", dice Tony Hayward, presidente ejecutivo de la petrolera.

Los accionistas rusos han negado que hayan puesto presión sobre
Dudley o que hayan tratado de escuchar sus conversaciones.

Siga bajando para encontrar más contenido