Rusia vuelve sus ojos a Colombia en materia de inversión | Finanzas | Economía | Portafolio

Rusia vuelve sus ojos a Colombia en materia de inversión

Luego de la visita oficial del Gobierno colombiano a este país, solo resta la intención de los importadores por hacer las compras.

POR:
abril 07 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-07

"A partir de hoy está abierto el mercado ruso para la carne colombiana, porque logramos subsanar todos los obstáculos que había para su importación y ahora sólo falta que los ganaderos aprovechen esta oportunidad", dijo el Ministro de Agricultura Andrés Fernández, al terminar una sesión de trabajo con el Servicio Federal de Supervisión en Materia de Agricultura (Rosseljoznadzor).

La visita oficial del Canciller Jaime Bermúdez, del Ministro de Agricultura, y de la persidenta de Proexport fue definitiva para cerrar las gestiones iniciadas en el 2006 y que se habían dificultado por el foco de aftosa presentado en Ipiales, el año pasado.

El estatus de libre de aftosa con vacunación, que había sido suspendido a raíz de este hecho, le fue restituido a Colombia por la OIE, pero la Federación Rusa no lo había refrendado, pese a que técnicos rusos ya habían visitado a Colombia y dado concepto favorable.

Diego Tobón, embajador de Colombia ante la Federación de Rusia, insistió en que lo más importante es que los empresarios rusos y colombianos se den cita en la rueda de negocios que se celebrará en Cali, los días 12 y 13 de mayo.

Lo logrado hasta ahora, entonces, es haber superado obstáculos fitosanitarios y llegar a un acuerdo sobre el formato de certificación para la carne. "Se acordó el uso del formato ruso para toda Latinoamérica y se agregará un párrafo donde se certifique la trazabilidad de la carne bovina; igualmente, quedaron listas las proformas para la importación de los productos lácteos y, en proceso, otros productos", concluyó Tobón.

Por otra parte, el Ministro de Agricultura y la Embajada de Colombia, esperan lograr mucho más en su entrevista de mañana con la Ministra de Agricultura Elena Borisovna: lograr el intercambio de trigo por azúcar colombiana, explorar las posibilidades para otros productos agropecuarios y dar el visto bueno a la importación directa de úrea.

Algo fundamental será el tema de las flores y el lograr que se cumplan las preferencias arancelarias de un 25 por ciento que hoy no se respetan debido a que muchas de las flores llegan por Amsterdam y pierden la denominación de origen.

Rusia: mercado de alto interés

Las flores frescas colombianas que llegan a este mercado suman 28,5 millones de dólares anuales, lo mismo que café soluble, 20,8 millones de dólares. Sin embargo, el mercado es potencial para el banano y otros de origen agropecuario. Se estima que en Moscú viven algo más de 100.000 personas calificadas como millonarios.
Siga bajando para encontrar más contenido