La saga de un informante en Wall Street

Con la ayuda de un micrófono oculto, un corredor de bolsa destapó un caso de uso indebido de información privilegiada

POR:
enero 22 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-22

En la película "Wall Street", Bud Fox usa un micrófono oculto y hace que arresten a su socio por transar acciones usando indebidamente información privilegiada. David Slaine lo hizo en la vida real.

Durante más de un año, Slaine, un corredor de Wall Street, fue un espía del gobierno que usó un micrófono secreto pegado a su torso, para ayudar a los fiscales a argumentar el mayor caso de uso indebido de información privilegiada en dos décadas.

Usando amplios contactos cultivados a lo largo de una carrera de 27 años en Wall Street, Slaine brindó pistas sobre posible uso indebido de información privilegiada por parte de otras personas aún no implicadas en el sonado caso que involucra al fondo de cobertura Galleon Group, según personas al tanto. Ese escándalo sacudió a Wall Street y Silicon Valley y planteó interrogantes sobre la integridad de los mercados financieros de Estados Unidos. La identidad de Slaine como informante es revelada por The Wall Street Journal por primera vez.

En una breve charla telefónica hace poco, Slaine afirmó: "Se equivocó de persona" e indicó que no tenía "nada que ver con el caso". Se negó a brindar el nombre de un abogado.

Una demanda penal entablada en noviembre en una corte federal de Nueva York describe en detalle la participación de una fuente que cooperó con los fiscales llamada "CS-1". The Wall Street Journal confirmó que Slaine es el informante. La historia de su participación en el caso se reconstruyó a partir de información contenida en la denuncia y de entrevistas con corredores de Wall Street, abogados y funcionarios del gobierno involucrados en el caso.

La saga de Slaine demuestra la forma en la que EE.UU. ha usado a jugadores en Wall Street como informantes. Slaine, de 50 años, le dijo a los fiscales, entre otras cosas, que su amigo Craig Drimal hizo transacciones con información privilegiada. En noviembre, Drimal fue arrestado en su casa del estado de Connecticut. El
corredor prefirió no hacer comentarios.

Drimal, de 53 años, es uno de 21 individuos acusados por el gobierno estadounidense en el caso Galleon.

Drimal supuestamente es parte de una segunda red de corretaje cuyos miembros se encontraban en esquinas en la calle para intercambiar efectivo por datos y usaban teléfonos celulares desechables, según el gobierno. Las dos supuestas bandas compartían algunas conexiones, incluido Drimal, que trabajaba para Galleon. No tenían conexión en otros aspectos y las investigaciones de las dos redes en EE.UU. avanzan por separado.

Slaine acordó declararse culpable de cargos de conspiración y fraude de valores. Su cooperación fue el punto de partida de la investigación de la segunda banda, que condujo a la acusación contra Drimal y 13 otras personas. Se cree que Slaine es el primer testigo que acepta cooperar con los fiscales en ambos casos.

La participación de Slaine comenzó en 2007, cuando el FBI lo confrontó con lo que las autoridades dicen era evidencia de que había hecho corretaje con información privilegiada. Slaine accedió a cooperar en un intento por obtener un trato más favorable. Slaine les dijo a los fiscales que creía que su amigo, Drimal, era parte de una conspiración de uso indebido de información privilegiada que involucraba a una amplia red de otros directores de fondos de cobertura y abogados.

El rol detrás de bambalinas de Slaine es especialmente significativo debido a sus amplios contactos en Wall Street.

Trabajó en Morgan Stanley, Jefferies Group, Galleon y Oracle Partners, un fondo de cobertura de salud. También dirigió su propio fondo con dos socios.

Mientras trabajaba en Morgan Stanley, conoció a Drimal, que entonces era guardia en una discoteca en Manhattan.

In 1998, Slaine dejó Morgan Stanley y comenzó a hacer corretaje de acciones de salud en Galleon con otro amigo, Gary Rosenbach.
Poco después de comenzar en Galleon, Slaine convenció a funcionarios de la empresa de que le dieran un puesto a Drimal, que ingresó como asistente.

En 2001, Slaine dejó Galleon para formar su propio fondo de cobertura, CJS Capital, con dos socios. Tras un mal desempeño, Slaine comenzó a trabajar en 2001 en el fondo de cobertura de salud Oracle Partners.

Los problemas con el uso de información privilegiada comenzaron para Slaine en febrero de 2007 luego de que el gobierno acusara a 13 corredores y empleados de UBS AG, Morgan Stanley y otras firmas en un caso separado. Un corredor de un fondo de cobertura involucrado en el caso consiguió información privilegiada que salió de un corredor de UBS, según documentos del gobierno. Ese corredor luego se declaró culpable y les dijo a los fiscales que Slaine también había recibido información privilegiada en 2002.

Morgan Stanley declinó hacer comentarios.

En julio de 2007, el FBI apareció en la casa de Slaine y lo confrontó. Slaine accedió a ayudar al gobierno. En ese momento, fiscales federales en Manhattan intentaban avanzar en otra investigación que finalmente condujo a los cargos en el caso Galleon. Le preguntaron a Slaine a quién conocía que pudiera estar usando indebidamente información privilegiada. La respuesta de Slaine: su amigo Drimal, según personas al tanto.

En septiembre de 2007, Slaine -identificado en la demanda como CS-1- probó el micrófono oculto por primera vez, durante un encuentro con Drimal en Nueva York. Durante la reunión, Drimal le dio a Slaine un pedazo de papel con cuatro símbolos de acciones, según la denuncia. Le dijo a Slaine que las cuatro empresas eran blanco de adquisiciones.

Operación encubierta

Al final de la reunión, Drimal le dijo a Slaine que destruyera la lista.

Quería que "fuera cuidadoso" al operar con los valores porque no se habían divulgado públicamente noticias de la compra. Drimal dijo que estaba nervioso de tener "demasiado éxito" y agregó que su fuente era de oro, según la denuncia.

El 17 de septiembre, Slaine, otra vez con un micrófono oculto, se reunió con Drimal. Éste le dijo a Slaine que una fuente le había dicho que un grupo de firmas de inversión de capital privado iba a hacer una oferta por 3Com Corp.

Drimal indicó que su fuente ¿el corredor Zvi Goffer¿ había conseguido la información de abogados involucrados en el acuerdo, según la denuncia.

Al día siguiente, Slaine repitió el ejercicio, otra vez con su micrófono en un encuentro con Drimal. Esta vez, Drimal le dijo a Slaine que Goffer le pagaba en efectivo al abogado que le brindaba la información. Aseguró que no sabía el nombre del abogado y admitió que éste se arriesgaba a ir a la "cárcel", señala la denuncia.

El 20 de septiembre, Drimal le dijo a Slaine que 3Com sería comprada por Bain Capital y una firma de inversión china. El 26 de septiembre, los dos se reunieron otra vez y Drimal le dijo que Hilton Hotels Corp. sería comprada. Como los otros datos de Drimal, resultó ser correcto.

Tres meses más tarde, Drimal y Goffer intentaron reclutar a Slaine para trabajar en una firma que más adelante se llamaría Incremental Capital. Slaine levó un micrófono a la reunión. Goffer le dijo que su fuente le había dado información por adelantado sobre cuatro acuerdos que habían sido aprobados: Alliance Data Systems, Avaya Inc., 3Com y Axcan Pharma Inc., según la denuncia.

Goffer le dijo a Slaine que había recibido la información de un "amigo de la infancia en la industria de la construcción".

Durante 2008, Slaine habló con Drimal y Goffer en repetidas ocasiones sobre la posibilidad de invertir hasta US$2 millones en Incremental Capital. El 9 de agosto de se año, Slaine se reunió otra vez con él par para hablar de invertir. Slaine le dijo a Goffer que "no le resultaba atractivo" hacer una inversión sobre, a su parecer, la dudosa afirmación de Goffer de que obtenía la información de alguien en el negocio de la construcción.

Goffer no quería revelar su fuente. Le dijo a Slaine que si el gobierno alguna vez le preguntaba a Slaine dónde había obtenido la información, sería mejor que no supiera, según la denuncia.

El 5 de noviembre, el FBI arrestó a Drimal a quien acusó de uso indebido de información privilegiada. El corredor se declaró inocente, y considera la posibilidad de llegar a un acuerdo, según personas al tanto. Goffer fue arrestado el mismo día y también se declaró inocente de los cargos de uso indebido de información privilegiada.

Drimal no ha hablado con Slaine desde su arresto.

¿Amir Efrati contribuyó a este artículo

Siga bajando para encontrar más contenido