El salario emocional hoy es la mejor motivación

Se trata de un concepto relativamente nuevo para definir todo lo que conecta la motivación del trabajador con la productividad. “En Ecuador, algunas organizaciones hablan del ‘día del padre y de la madre’, el cual los empleados pueden pasar con sus hijos en la empresa y ver qué es lo que hacen. En las petroleras hasta les planean un viaje en helicóptero a un campo para que vean por qué su papá o su mamá deben permanecer varios días allá”, cuenta Montealegre.

POR:
noviembre 01 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-01

Lo cierto es que antes las cosas de la casa no se llevaban al trabajo, ahora el empleado es completo, al punto de que varias empresas están patrocinando consejerías familiares para mejorar su calidad humana y fomentar el trato a los hijos con justicia y equidad. “Es evidente que con la crisis muchas empresas no pueden pagar, entonces nivelan los salarios con otro tipo de beneficios, ninguno de ellos le causa erogación al presupuesto de la empresa”. Las compañías que optan por el plan médico abarcan el 85 por ciento. Otras, en cambio, dan créditos por beneficios como aumento en el porcentaje del seguro de vida, 67 por ciento, o en el auxilio educativo para el empleado. El de alimentación es política del 57 por ciento de las empresas y el chequeo ejecutivo (para directivos y gerentes), del 56 por ciento. “Son diferenciales según la necesidad: pertenecer a un club arruina a un profesional, en cambio a un gerente le ayuda a cerrar negocios”, dice Montealegre. El estacionamiento los empleados también lo valoran como un excelente beneficio, pues casi ninguna empresa tiene un parqueadero con capacidad para los carros de todos. El 13 por ciento ha impuesto el trabajo desde la casa. Igualmente, se imponen los bonos de vacaciones para comprar días de descanso o la blackberry. “Son nuevas maneras de compensación, apreciadas mucho por los yuppies. Los mayores prefieren el dinero”. Beneficios ajustados a los tiempos de crisis Bill Maloney, jefe Global de Tecnología (CTO) de Mercer para la línea de negocio de Salud y Beneficio, sostiene que en épocas de crisis las compañías deben ser más inteligentes en cómo invertir su dinero en beneficios que los empleados valoran. “Hay que analizarlos según el sexo, la edad, el estado civil y lo avanzada que sea su carrera. Algunas empresas hasta les dan la opción de escogerlos. A unas personas, un plan médico no les interesa, porque el de su pareja las cubre, prefieren la membresía en un club, gimnasio o un plan médico en el exterior”. El peso de estos beneficios es mayor en los cargos de alto nivel, en la línea de administración gerencial. Para implementar un programa de beneficios eficiente, la compañía debe contar con tecnología. Eso le permitirá hacer negociaciones y conseguir ahorros importantes. Una tendencia clara impulsada por la globalización es el gobierno y control de los planes: ofrecer los que tengan un costo cierto para la empresa y desmontar los de costo incierto. Para Andrés Guzmán, líder en salud y beneficios para Latinoamérica de Mercer, en últimas lo que debe buscar una empresa es que el empleado se sienta bien, pues la satisfacción lo hace más productivo y logra retener el talento.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido