Salario mínimo debería ser acorde al gasto de los colombianos; Alberto Cortés profesor de economía

Así lo expresó el docente del Departamento de Economía de la Universidad en Medellín, tras el fracas

POR:
diciembre 21 de 2010 - 10:10 p.m.
2010-12-21

Con este panorama, por quinto año consecutivo, el Gobierno fijará de nuevo por decreto el aumento. Esto es algo negativo para el docente, porque, según expresó, se asume más el interés de los empresarios que el de la clase trabajadora.

“Es difícil la toma de decisiones al respecto por el consejo de salarios y de política económica en el país, máxime cuando a mediados de este año que está terminando, algunos analistas y economistas propusieron bajar el monto del salario mínimo basándose en estudios e indicadores de comparación con otros países de América Latina y con el que argumentaron que el de Colombia es uno de los más elevados que hay en la región”, explicó.

 Pero las condiciones de la economía colombiana muestran que un colombiano no vive con ese salario y la discusión del salario mínimo y la tasa que ofrecieron los empresarios, el 3%, no cubre, en términos reales, el balance del poder de compra de las familias colombianas hoy.

“Es importante que se analice, a través del comportamiento de los precios de los bienes principales de la canasta familiar, cuál sería un porcentaje adecuado, justo y equitativo de aumento del salario mínimo para los trabajadores colombianos para el 2011”, agregó el docente.

Cortés calculó entre 6,5% y 7% el aumento que recibirían más de tres millones de colombianos que ganan el mínimo. Por ejemplo, para una familia compuesta por los padres y dos o tres hijos, un salario mínimo es insignificante y más si vive en grandes ciudades donde el costo de vida es más elevado, agregó.

“Implica una estructura de gastos y de desembolsos en la subsistencia que sobrepasa el valor del salario mínimo. Por ejemplo, en los sectores pobres de Medellín hay indigencia o pobreza y este último es que las condiciones económicas de un solo salario no permiten que una familia tenga el mínimo nivel de bienestar: salud, vivienda, educación y algo muy importante, la recreación”, argumentó.

 

 Con información Agencia de Noticias UN

Siga bajando para encontrar más contenido