Salud: que no fallen los aparatos

Un programa educativo orientado a capacitar personal médico y administrativo en la gestión de la tecnología hospitalaria acaba de comenzar en Bogotá. Se trata del diplomado en ingeniería clínica y gestión tecnológica, organizado gracias a la alianza entre la Universidad del Rosario con la Escuela de Ingeniería Julio Garavito.

POR:
julio 22 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-22

El objetivo es fomentar una cultura de buen manejo y optimización de los recursos en clínicas y hospitales, de forma que se reduzcan riesgos para los pacientes. Esta área del conocimiento, que integra la medicina con la ingeniería, tuvo su origen en la década de los 70 en Estados Unidos a raíz de un estudio, según el cual cada año morían en ese país 1.700 pacientes electrocutados por equipos médicos en mal estado o mal utilizados. Según Antonio Cruz, especialista en ingeniería biomédica y nuclear, y coordinador del programa recién lanzado, “los equipos médicos hospitalarios generan más muertes que los accidentes aéreos o nucleares”. De ahí la importancia de mantener un estricto control sobre estas herramientas tecnológicas. Y por eso también la necesidad de crear en Colombia una cultura de gestión hospitalaria, que garantice tanto el buen funcionamiento de dichos aparatos como la salud de los usuarios. Para las entidades prestadoras de salud, el asunto es una cuestión económica. “El déficit no permite comprar equipos nuevos”, dice Luis Eduardo Rodríguez Cheu, profesor del diplomado. Así que la mejor forma de ofrecer un buen servicio es mantener en buen estado los aparatos que ya se tienen. “Los equipos deben durar porque están allí para atender a pacientes”, recalca Rodríguez Cheu. Según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Latinoamérica hay entre un 50 y un 80 por ciento de la tecnología médica inoperante, como consecuencia de la falta de personal entrenado en ingeniería clínica y mantenimiento hospitalario. Por eso, el diplomado ofrece capacitación en electrónica médica, para comprender el funcionamiento interno de los aparatos y las causas más comunes de daño, así como mantenimiento de equipos, gestión de la tecnología hospitalaria y aspectos legales alrededor de los accidentes con tecnología médica. El programa, que tiene una duración de tres meses, es el primer paso de un proceso de formación en ingeniería biomédica que están organizando de manera conjunta la Universidad del Rosario con la Escuela de Ingeniería, y que incluye una carrera de pregrado, un master y un doctorado. '' El programa es el primer paso de un proceso de formación en ingeniería biomédica”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido