Por su salud, flexione y flexione

Viajar en carro, colectivo, buseta, avión o flota por varias horas sin posibilidad de movilizarse, aunque usted no lo crea, puede causarle serias molestias si no se toman ciertas precauciones.

POR:
agosto 28 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-28

Investigaciones científicas arrojan resultados en los que se asocia la trombosis venosa profunda a los viajeros frecuentes, por eso se le ha llamado a esta enfermedad el síndrome de clase turista. Sin embargo, los especialistas aseguran que de este tipo de complicaciones, que ocurre en algunos pasajeros, no están exentos quienes permanecen sentados por más de tres horas en la misma posición, sin moverse, como es el caso de los conductores de transporte público o aquellos que hacen recorridos de una ciudad a otra. De modo que no son la excepción y también pueden volverse víctimas de este malestar, que desde ya se puede evitar. El hecho de que las extremidades inferiores permanezcan dobladas y en una misma posición durante varias horas, es una razón de peso para que el cuerpo empiece a protestar. Como manifestación aparece la trombosis venosa profunda que se presenta por la formación de coágulos de sangre en las piernas. “El estar sentado mucho tiempo hace que la velocidad de la sangre se reduzca al 30 por ciento. Por tanto, la sangre que debe volver al corazón se vuelve lenta, lo que sumado al ángulo que produce la compresión de la corva y la pelvis por la posición del asiento, predisponen a la trombosis”, explica Jorge Ulloa, cirujano vascular. Aclara que estar mucho tiempo en la misma posición, con las piernas juntas y recogidas, no son los únicos factores que generan esta enfermedad. “La deshidratación, el calor excesivo y la falta de aire fresco también influyen. Lo mismo ocurre cuando el aire acondicionado es muy seco, esto humedece las vías respiratorias y hace que se pierda agua que se encuentra en las venas”. El especialista asegura que son más vulnerables las mujeres embarazadas y aquellas personas con antecedentes de várices o trombosis. Así, que si usted empieza a notar enrojecimiento, inflamación o sensibilidad en una pierna, es alarma de que algo no anda bien, puede ser indicio de que usted está siendo blanco perfecto de esta afección. Por comodidad y salud El especialista recomienda mover las piernas cada hora durante cinco minutos. Es importante flexionarlas continuamente n los viajes largos para facilitar la circulación. Cuando salga de viaje asegúrese de usar, durante el trayecto, ropa holgada. Afloje el cinturón y los cordones de los zapatos y no utilice medias demasiado justas. El beber suficiente líquido bajo en dulce es ideal para evitar la deshidratación, y ojo, lo más importante es evitar ingerir bebidas alcohólicas.

Siga bajando para encontrar más contenido