Salud: profesionales a recertificarse

La Ley 1164 del Talento Humano, sancionada en octubre pasado por el presidente Álvaro Uribe, hará que los 450.000 profesionales de la salud que hay en el país tengan que certificar su especialidad y sus capacidades en el desempeño de la profesión.

POR:
noviembre 15 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-15

En adelante deberán obtener la certificación que los acredita como especialistas en determinada rama de la salud, pues así lo establecen los criterios específicos en materia de formación, vigilancia y control de su ejercicio. Estas disposiciones están contenidas en La norma que crea el Consejo Nacional del Talento Humano en Salud, en el cual habrá representación del Gobierno, instituciones educativas, tanto de profesionales como de auxiliares, de los estudiantes, de las clínicas y hospitales y de las EPS. La Academia Nacional de Medicina, la Asociación Nacional de Profesiones de la Salud, Assosalud, la Federación Médica Colombiana y la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) serán órganos de asesoría permanente. Con la ley se busca mejorar la calidad de los profesionales desde su formación universitaria, pasando por el análisis de la distribución y empleo, según las necesidades del país. Quienes ya ejercen deberán someterse a un proceso continuo de actualización y evaluación de conocimientos, con el objetivo de garantizar su idoneidad y capacidad para ejercer. En otras palabras, profesionales y auxiliares deberán demostrar que se mantienen actualizados en sus competencias para ejercer sus actividades. “Los profesionales de la salud gestionamos durante muchos años esta norma, con el propósito de buscar soluciones a problemas serios, como la mala calidad en la formación, la proliferación de escuelas y facultades, la remuneración inequitativa y la competencia desleal. Infortunadamente, estos factores afectan la atención que reciben los pacientes”, explicó Stevenson Marulanda, presidente del Colegio Médico Colombiano. Algunos estudios calculan que cerca del 7 por ciento de los médicos colombianos están desempleados, lo mismo que el 14 por ciento de los odontólogos y el 48 por ciento de las terapeutas. EXCESO DE PROFESIONALES De acuerdo con Ignacio Ucrós, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, “la alta oferta de profesionales en algunas regiones del país, sumada a las condiciones que impone el mercado de la salud, ha desembocado en una rebaja sustancial y progresiva de sus ingresos”. Sostiene que, en ese sentido, la norma plantea el establecimiento de tarifas mínimas y algunas bases para la autonomía y autorregulación profesional, así como incentivos para ejercer en zonas del país alejadas y desprotegidas.

Siga bajando para encontrar más contenido