Salvavidas por $ 1,3 billones para rescatar transmilenios

Intentan ampliar cobertura y disminuir tiempos de viaje en los sistemas de transporte masivo.

Megabus-Pereira

Archivo Portafolio.co

Megabus-Pereira

POR:
abril 10 de 2014 - 04:12 a.m.
2014-04-10

Adicional al 70 por ciento que pone el Estado para financiar los sistemas integrados de transporte masivo (Sitm), recientemente ha tenido que inventarse un salvavidas para asegurar que sean rentables y puedan mejorar la calidad de su servicio.

Esos recursos, de acuerdo con el viceminstro de Transporte, Nicolás Estupiñán, suman 1,3 billones de pesos.

“A la fecha, este Gobierno ha incrementado sus aportes dentro de los convenios de cofinanciación para los proyectos de transporte masivo de Cali y Barranquilla, en 104.500 millones y 77.256 millones respectivamente, y para Bogotá y Cartagena se plantean recursos adicionales del orden de un billón y 100.000 millones de pesos, respectivamente”.

Esos aportes, asegura el funcionario, permitirán mejorar las condiciones de operación de los sistemas, teniendo en cuenta que los mismos deben ir creciendo y adaptándose a las condiciones de movilidad de cada ciudad.

¿Qué se puede hacer para que los SITM sean más eficientes y aumente la imagen de aceptación en los usuarios?

Con el aumento de la cobertura, frecuencias y niveles de servicio. En este sentido, se están desarrollando estrategias que permitirán reducir los transbordos, disminuir los tiempos de viaje, ampliar cobertura, entre otros.

En diciembre del 2013 se inauguraron 8 nuevas rutas en el sistema Metrolínea de Bucaramanga, en el MIO de Cali se están realizando operativos contra la ilegalidad descongestionando las vías, en Barranquilla se ha vinculado nueva flota y en Pereira se adoptaron medidas contractuales para garantizar la seguridad en la prestación del servicio.

Por otro lado, en varias ciudades se han formulado planes para reorganizar las rutas del transporte convencional, llegando a zonas no cubiertas por el transporte masivo, y se hacen controles al transporte informal e ilegal reduciendo congestión y aumentando velocidad en los corredores, etc.

Adicionalmente, se están construyendo, licitando o preparando los diseños de las obras faltantes que permitirán ampliar las áreas de espera y circulación.

¿Qué están haciendo para que algunos aumenten la demanda?

El interés del Gobierno es entregar sistemas eficientes, limpios y seguros a los ciudadanos.

Se están explorando medidas, como desafectar los componentes asociados a la tarifa, que no deben ser cubiertos por la operación, como la construcción de infraestructura.

Por esta razón, en el 2013 la Nación asumió el costo de los patios y talleres de los sistemas de Cali y Barranquilla, por un monto total que asciende a 180.000 millones de pesos aproximadamente, y se está trabajando en un Conpes para Cartagena y Bucaramanga.

Se establecieron planes de trabajo con acciones definidas acompañadas con las secretarías de tránsito y transporte y de movilidad en algunas ciudades

Según el Dane solo el 20% de los pasajeros utiliza estos sistemas. ¿Están perdiendo la batalla con el transporte tradicional?

Es claro que la implementación de los SITM se ha visto golpeada por el paralelismo y la operación de rutas ilegales e informales, que compiten y atraen la demanda prevista para los masivos.

Aun así, en la actualidad se mueven cerca de 3 millones de pasajeros diarios en todos los sistemas (solo SITM sin SITP de Bogotá), llegando a una flota total de aproximadamente 3.900 vehículos y un total de 450 km de vía construida. En las ciudades se ha venido trabajando para realizar controles a estos factores.

¿Los bicitaxis y mototaxis entrarán a articularse con los sistemas?

En el Código de Tránsito vigente no están contemplados estos modos de transporte, por tal motivo es necesario modificar la ley ante el Congreso de la República, a fin de tener el marco legal que permita estudiar la viabilidad.

VAN SANCIONES POR $700 MILLONES

El mal servicio y en algunos casos el desacato a directrices de los organismos de control, han hecho que los sistemas de transporte hayan sido multados este año por 716 millones de pesos.

La sanción económica más alta la recibió el TransMilenio por 424’440.000 pesos, por la demora en la expedición de los actos administrativos que conlleven a la integración de tarjetas de recaudo del sistema.

En Bogotá también fueron sancionadas la empresa Coobus con 29 millones de pesos, por no entregar en su oportunidad el plan de recuperación y mejoramiento, y actualmente cursa contra Egobus un procedimiento sancionatorio.

Otra de las multas más altas puestas por la Supertransporte fue a Promasivo, en Pereira, por 147 millones de pesos. Esta vez la medida tomada por el organismo de control y vigilancia fue por el incumplimiento de la empresa en las obligaciones del pago de cotizaciones en seguridad social y aportes parafiscales.

Al sistema de esa ciudad, el Megabús, se le abrió también investigación.

Otros sancionados fueron, en la capital vallecaucana, la empresa Metrocali con 11 millones de pesos al igual que las empresa de transporte masivo ETM y GIT Masivo.

Por su parte, Unimetro tendrá que pagar casi 59 millones por la no entrega oportuna del plan de mejoramiento.

Por presunta falla de diligencia, la Superintendencia procedió a abrir investigación administrativa sancionatoria en contra de la secretaria de Tránsito y Transporte de Cali. De otro lado, la compañía Metrocinco Plus de Bucaramanga recibó multa de 8 millones de pesos.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido