Salvavidas para las cooperativas, en vilo; Confecoop propone pagar prestaciones sociales a 600.000 asociados

Las cooperativas de trabajo asociado (CTA) están a punto de desaparecer, razón suficiente para que e

POR:
diciembre 14 de 2010 - 02:04 a.m.
2010-12-14

Han sido tantos los abusos cometidos por un sinnúmero de CTA con los trabajadores, denunciados por las centrales obreras y académicos, reconocidos por el Gobierno y el gremio cooperativo, que el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, propuso su eliminación.


La presidenta de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), Clemencia Dupont, quien rechaza y condena a las CTA que se apartaron del modelo solidario, propone que las CTA les reconozcan a sus asociados una serie de prestaciones sociales propias del Código Laboral, como vacaciones, primas, cesantías, horas extras, etc., para mejorar sus ingresos y su calidad de vida.


Esa obligación, explicó, debería quedar incluida en la Ley de Formalización y, por lo tanto, en los reglamentos internos de las CTA, tal como ya lo hacen, de manera voluntaria, algunas de ellas.


El desmonte de las CTA contemplado en el proyecto de ley dejará sin empleo a aproximadamente 600.000 trabajadores asociados a 4.111 de dichos organismos que reportan a la Superintendencia de la Economía Solidaria, aseguró Dupont, motivo por el cual el sector no está de acuerdo con la iniciativa mencionada.


Para el presidente de Acoset (gremio de las empresas de servicios temporales), Miguel Pérez, como las CTA no acataron la ley que les prohíbe intermediar en el mercado laboral “hay que acabarlas” y estima que ellas asocian a más de un millón de trabajadores, cuyos derechos han sido vulnerados tanto por las mismas CTA como por las empresas que las contratan.


Precisamente, una segunda propuesta de la presidenta de Confecoop es que se adopte un modelo de contratación aprobado por el Gobierno para evitar manipulaciones y contratos leoninos. “Algunas empresas hacen los contratos, ponen las condiciones, pagan lo que quieren y las CTA no tienen otra opción que firmarlos”, enfatiza Dupont.


Con un contrato estándar, que establezca las condiciones mínimas y legales, se puede garantizar una sana contratación que no desvirtúe el modelo cooperativo, dijo la directiva.


Lo anterior, agregó, tiene que complementarse con un fuerte control estatal, que incluya que las CTA estén en un nivel superior de supervisión, es decir, que les exijan y vigilen más.


El presidente de Acoset recuerda que, precisamente, la explosión de CTA obedeció a la falta de fiscalización, control y sanciones ejemplarizantes, y junto con las centrales obreras, reitera que es necesario eliminarlas.
En las CTA los asociados no tienen derecho a ningún tipo de prestación y apenas recientemente se les obligó a reconocerles por lo menos el equivalente a salario mínimo.

Siga bajando para encontrar más contenido