Satena tiene luz verde para recibir a privados

Quedó la puerta abierta para que el Ministerio de Hacienda capitalice la compañía en 98.000 millones

POR:
diciembre 17 de 2010 - 06:22 a.m.
2010-12-17

Con la luz verde del Congreso de la República para que la Empresa del Servicio Aéreo a Territorios Nacionales (Satena) cambie su naturaleza jurídica y pase de ser una empresa industrial y comercial del Estado a una sociedad pública por acciones, la labor que debe emprender ahora es la de contratar una banca de inversión que diga cuánto vale la empresa.

 

Así lo explicó el presidente de la aerolínea, general Carlos Eduardo Montealegre, quien señaló además que el proceso que sigue, que no sólo es la valoración, sino también de inscripción ante notario, definición de estatutos, la convocatoria a una asamblea y la designación de nueva junta directiva, se puede demorar hasta seis meses.

 

En todo caso, ya quedó la puerta abierta para que el Ministerio de Hacienda capitalice la compañía en 98.000 millones de pesos, dineros que se irán directamente a pagar deudas que Satena tiene con el sistema financiero.

 

Esto, sumado al cambio de aviones que se dio la semana pasada le dan un respiro a la compañía, puesto que le permitirán ser más eficiente y tener ahorros hasta del 70 por ciento en los costos de operación, ya que , entre otros, se ahorra en combustible casi la mitad porque mientras que los aviones anteriores usaban 500 galones de gasolina por hora, se pasó a 220 galones por hora.

 

La nueva naturaleza jurídica le permite tener la posibilidad de vender hasta el 49 por ciento de las acciones a manos privadas. Sin embargo, por ahora la compañía no tiene pretendientes. La idea es que el Estado siga teniendo el control.

 

DIFÍCIL SITUACIÓN

 

La compra de aviones a través de leasing y de créditos con los bancos para mejorar y aumentar el servicio, sumado a que desde el 2002 la empresa no recibía apoyo presupuestal por parte del Gobierno, la llevaron al borde del abismo. Y aunque ha registrado un Ebitda (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de cerca de 180.000 millones de pesos anuales, todo se va para pagar las deudas financieras que tiene, las cuales suman justamente 180.000 millones de pesos.

 

Si se le suman costos como pensionados, mantenimiento de aviones, tiquetes no pagados, pagos de reservas, entre otras cosas, los pasivos totales ascienden a los 279.000 millones de pesos.

Es más, en los últimos seis años ha pagado más de 200.000 millones de pesos en intereses, amortizaciones y leasings operativos. Pero a estas deudas se han sumado los altos precios de los combustibles.

Siga bajando para encontrar más contenido