Para que sea un estudiante muy piloso...

Ser pilo no tiene tiene nada de malo. No está pasado de moda y tampoco es ser un intenso.

POR:
agosto 19 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-19

Empiece ya. Mida su tiempo y no lo desaproveche inútilmente. Aplique esta regla desde el mismo momento en el que el profesor le coloque un trabajo. La ventaja: termina con anticipación y si tiene datos que cambiar hay tiempo de sobra para hacerlo y garantizar una buena calificación. Copie y resuma. Si el 'profe' habla muy rápido, invente sus propias convenciones con su significado. Cuando él diga frases como "esto nunca se les puede olvidar", "tengan siempre presente", "apréndanse esto", "esto es clave", resáltenlo con color diferente y de verdad no lo olviden, pues es más que fijo que esos daticos entran en la próxima evaluación. Despeje las dudas. No se quede callado cuando no comprenda algo. Consulte. Si necesita información extra para una buena exposición o un buen ensayo, no se quede solo con lo que tiene cerca, navegue en Internet, y resuelva sus dudas. Es una forma de ampliar los conocimientos. Eso sí, recuerde que la idea no es copiar y pegar, sino extraer lo más importante de lo que sale en la Web. También es importante consultar la biblioteca del colegio, del barrio, de la casa, que debe tener una buena colección de libros. Fuente: Liliana Espinosa, docente. Guía práctica de técnicas de estudio.

Siga bajando para encontrar más contenido