Sector automotor va en reversa; industria enfrenta retos en diferentes latitudes del planeta

A finales del año pasado, los principales fabricantes anunciaron amplios planes de despidos y de retiros voluntarios de sus trabajadores, así como el cierre o la suspensión temporal de plantas.

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

Sin embargo, esos días de recortes laborales han quedado atrás, pero no por cuenta de una mejora de la situación de las compañías, sino más bien porque éstas tienen preocupaciones más hondas y sus nóminas parecen haber sido adelgazadas hasta su mínima expresión.

Ahora los fabricantes intentan dar un timonazo que les permita evitar la bancarrota, que en algunos casos parace inminente debido a la caída de las ventas de vehículos en los diferentes mercados del mundo.

Pinchazo en Detroit

Sin duda, los fabricantes de Estados Unidos han sido los más golpeados por cuenta de la crisis mundial.

Los tres grandes de Detroit, como son conocidos General Motors (GM), Chrysler y Ford, han hecho todo tipo de maromas para evitar su quiebra. Sin embargo, al parecer tan solo Ford (el único de los tres fabricantes que no recibió ayudas del Gobierno federal de E.U.), podrá continuar con su andar, aunque tenga que bajar la marcha.

GM, por ejemplo, anunció que perdió 6.000 millones de dólares en el primer trimestre del presente año. Para varios analistas del sector, la quiebra de la firma que fuera líder en ventas mundiales de vehículos, es inminente.

Ayer, las acciones del fabricante sufrieron un descalabro de 20,14 por ciento en la Bolsa de Nueva York, para cerrar en 1,15 dólares, el precio más bajo en casi siete décadas.

Chrysler, por su parte, ya aceptó que la bancarrota es inminente y aseguró una alianza estratégica con Fiat para salvar su pellejo.

Mientras tanto Ford, con el agua al cuello, anunció que en abril sus ventas registraron un retroceso interanual de 31,4 por ciento. No obstante, el fabricante es el que en mejor posición está de los tres de Detroit.

En otras latitudes

Y mientras que en E.U. la lluvia arrecia, en el resto del mundo no escampa.

En Europa, los registros de nuevos vehículos matriculados están a la baja. Durante el 2008, tan solo febrero arrojó datos positivos, mientras que el resto de meses presentó una variación negativa, siendo noviembre el más dramático de todos con una caída interanual de 23,6 por ciento en las matrículas. Este año, después de dos caídas consecutivas, en marzo el índice volvió a números positivos.

En América Latina, las caídas también están a la orden del día. Durante abril, en México, la producción y exportación de carros cayó 46,6 por ciento interanual.

Mientras que en Brasil, en idéntico lapso, la caída en la producción de vehículos fue 15,8 por ciento. Argentina tampoco pudo escapar a la tendencia y registró un descalabro de 31,8 por ciento en el mismo periodo analizado.

Siga bajando para encontrar más contenido