El sector eléctrico prende la chispa sostenible

El país, con respecto a otras naciones, está a la vanguardia en cumplimiento de normas ambientales.

Archivo Portafolio.co

Cenrtral de Energía

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 03 de 2011 - 11:22 p.m.
2011-05-03

 

Importantes avances se han dado en Colombia, en los últimos años, en el tema de la sostenibilidad energética, un asunto que inquieta a la comunidad internacional.

No solo se ha reducido el consumo de carbón y petróleo, por otras fuentes que producen menos emisiones de dióxido de carbono CO2 al hábitat, sino que se tiene una canasta energética diversificada.

Por ejemplo, para producir electricidad se está empleando el gas natural; se ha aumentado la producción y el consumo de energías renovables y se vienen dando importantes avances regulatorios a través de la implementación de la estrategia de uso racional de energía (URE).

Adicionalmente, la Ley del Plan Nacional de Desarrollo, que acaba de aprobar el Congreso de la República, establece en su artículo 105 que el Gobierno deberá diseñar e implementar una política nacional para fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación en las energías solar, eólica, geotérmica, mareomotriz, hidráulica, undimotriz y demás alternativas ambientalmente sostenibles, así como “una política nacional orientada a valorar el impacto del carbono en los diferentes sectores y a establecer estímulos y alternativas para reducir su huella en nuestro país”, indica el ingeniero Julián Cardona Castro, presidente Nacional de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem).

Y como se trata de un tema que no se debe descuidar en ningún momento, el ‘Cuarto Informe Nacional de Competitividad: Ruta a la Prosperidad Colectiva 2010-2011’, realizado por el Consejo Privado de Competitividad, llama la atención para que se “diversifique la matriz de generación eléctrica para lograr un mejor equilibrio hídrico-térmico-renovables a partir del 2018; se elabore un proyecto de ley para dar incentivos al uso en los hogares de fuentes de energía eficientes (por ejemplo, créditos blandos para conversión y modernización de equipos), y se establezcan indicadores de seguimiento de eficiencia energética en el país y de efectividad de los programas del URE, entre otros lineamientos”.

Radiografía nacional

Para abastecer la demanda de fluido eléctrico, naciones como Corea del Sur, Japón y Estados Unidos utilizan mucho el carbón para atender su canasta energética.

“En nuestro caso, un 66 por ciento de la electricidad es producida por plantas hidroeléctricas; el 25 por ciento por térmicas, que utilizan gas natural; un 7 por ciento, por plantas que emplean carbón, y un 2 por ciento es aportado por sistemas alternativos como la energía eólica y la biomasa, entre otras fuentes”, dice María Zulema Vélez, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgen).

Una producción energética muy limpia ambientalmente

Así las cosas, Colombia no solo cuenta con los recursos energéticos suficientes para atender su demanda interna en los próximos años, especialmente en hidroelectricidad y en carbón, sino que se destaca por su producción limpia y sostenible.

Es ambientalmente limpio frente a la emisión de gases de efecto invernadero, porque la generación de electricidad se da con agua y no con plantas térmicas en periodos normales.

"Aún así, estas plantas han tomado las acciones necesarias para cumplir con los requisitos que en materia de emisiones ha establecido el Ministerio de Ambiente, lo cual hace que Colombia esté acatando las normas ambientales en el sector eléctrico” dice Julián Cardona Castro, presidente Nacional de Aciem.

JOSÉ M HIGUERA

 

Redactor de CEET

Siga bajando para encontrar más contenido