Sector energético, al día con las tecnologías satelitales

Aunque desde el 2005 comenzaron a usarse las tecnologías como el GPS o geodesia por satélite en Colombia, como una solución para el control y seguimiento de los trabajadores móviles, hoy, buscando la optimización de procesos, se adaptan otras aplicaciones para facilitar el cumplimiento, agilidad y éxito de los servicios energéticos.

POR:
mayo 14 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-14

Wireless and Mobile (W&M) operador del sistema, actualmente trabaja con tres empresas que paulatinamente han vinculado dispositivos satelitales para su trabajo en campo. El funcionamiento es gratuito, ya que los satélites son de uso público; lo que adquieren las electrificadoras son las terminales que reciben la información y el software que la interpreta. “El GPS es un sistema de navegación que me permite ubicar tres coordenadas, latitud, longitud y altura”, explica Jimmy Cepeda, director de cuenta de W&M. Así, aunque haya un rango de error de uno a tres metros, es eficiente para verificar, sobre todo en zonas rurales, que los operarios están donde deben y así confirmar que las visitas a usuarios sí se realizan. Codensa fue de las primeras empresas en adoptar el servicio para mejorar el tiempo de sus operarios, disminuir el ciclo de vida del producto, minimizar el costo de la facturación, mejorar el servicio a sus clientes, disminuir la cartera y el porcentaje en sus pérdidas, entre otras razones. Por otro lado, Electricaribe está en proceso de implementación de las terminales móviles con dispositivos GPS, y la Electrificadora de Boyacá ha dotado a sus operarios con tecnología satelital desde el 2007 para el trabajo de las cuadrillas en campo. “Al igual que las empresas del sector, Codensa tiene parte de sus activos geográficamente distribuidos y por esa razón cuenta con un gran número de trabajadores móviles que requieren tecnología para realizar más eficientemente sus tareas y, así mismo, estas herramientas sirven como elementos de control. Toda actividad que hoy se registre sobre el formulario de papel puede ser manejada con la utilización de computación móvil”, según un informe de casos de éxito de W&M. Levantar catastro de la red eléctrica es otra de las grandes aplicaciones del GPS, que junto con GIS –sistema de información geográfica–, es un software que traduce la información recogida por los dispositivos satelitales y asocia en un mapa puntos ubicados sobre el terreno para hacer un registro de infraestructura y diseñar rutas de visita ágiles. Sin embargo, aunque el GPS ofrece una locación inmediata, las empresas no pueden acceder a esta información hasta que el operario regrese al centro de trabajo, pues las terminales solo son receptoras de la información que emiten los satélites. Existe otro aditamento que permite conocer los datos en tiempo real, el GPRS, que es básicamente comunicación celular y envía la información a las centrales. Es ideal para las cuadrillas de emergencia, pues saber su ubicación permite atender más rápido los problemas que se presenten. La precisión de este tipo de sistemas no depende solamente de la capacidad de recepción de las terminales, sino de las condiciones climáticas, pues los espacios abiertos y despejados permiten que la señal viaje con más facilidad. El precio de los dispositivos portátiles está alrededor de los 150 dólares, consiguiendo por ese valor unidades de buena precisión, que pueden llegar a recibir señal hasta de quince satélites. Además, ofrece dispositivos resistentes para las condiciones de trabajo pesado a las que están expuestos. “La implementación de este proyecto ha permitido mejorar la atención a los clientes y disminuir los tiempos de desplazamiento a los sitios donde se presentan las fallas eléctricas. De igual manera, se ha logrado la optimización del recurso en terreno”, según un informe de resultados de Codensa. BENEFICIOS: Eliminación de los errores en el proceso de digitación. Agilidad de respuesta a los usuarios. Generación automática de archivos para la actualización masiva de los sistemas. Disminución de los costos de comunicación. Seguimiento a los operarios en el trabajo de campo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido